Reflexiones: Más que amigas…hermanas.

Hoy estaba pensando en varias amigas que tengo que me hacen entender mejor el significado de Proverbios 18:24: hay amigo más unido que un hermano.  Es una realidad que Dios me ha dado el privilegio de gozar y que pienso que todos debemos tener.

Con estas amistades me siento como en casa, puedo ser yo sin reservas y sin miedo a ser criticada. No importa cuán lejos de ellas esté o hace cuánto tiempo no nos veamos, cuando nos comunicamos es como si nunca nos hubiéramos separado. Siempre estamos ahí una para la otra.

Son gente con la cual puedo hablar de cualquier tema desde el más bobo hasta el más profundo. Con ellas converso, lloro, pataleo, me desahogo y reímos hasta que nos duele la panza.  Las experiencias de nuestras vidas, sean positivas o negativas, no las miden o enjuician como un fracaso o éxito, sino como oportunidades para crecer…como experiencias de la vida normal que son necesarias para seguir mejorando.

Puede ser que alguna de ellas sea un cuadrado, yo un círculo y la otra un óvalo en cuanto a nuestras personalidades y estilos de vida. Cada una, al fin y al cabo es una forma geométrica pero con funciones diferentes…y aún así nos entendemos. Ninguna lo hace peor o mejor, sólo diferente.

Lo mejor de todo y creo que es la base de lo bien que nos llevamos, es que  nos preocupamos sobre cómo cada una está en su andar con  el Señor y esto es  parte de nuestras conversaciones a veces….muchas veces….cuando sea necesario…o constantemente. Nos animamos, nos enseñamos, nos ‘pre’ regañamos y nos consolamos con una naturalidad de más que una amiga…de una hermana.

Join us for Gratituesday at Heavenly Homemakers!

Speak Your Mind

*