Paseando por el pueblo de Luquillo Puerto Rico generación tras generación

Balneario de Luquillo PUerto Rico Mi Familia

Cuando pienso en mi Islita muchos de mis recuerdos tienen lugar en el pueblo de Luquillo Puerto Rico. No nací allí, pero lo llevo en el corazón como mi pueblo por adopción. Luquillo, pueblito que queda en la costa noreste de la Isla, fue donde pasé gran parte de mis vacaciones de verano. Casi todos los lunes de junio  y julio llegábamos al amanecer de Dios a las orillas del Balneario de Luquillo para comenzar un día de diversión con mi familia. Y esos días sí que eran chéveres porque la cosa duraba desde las 9 am hasta que los majes comenzaban a picar para que nos fuéramos a eso de las 6 pm.  Sino, estoy segura que nos hubiéramos quedado hasta más tarde.

Primos jugando Playa Luquillo Puerto Rico

Saben que en cuanto me casé me fui a Los Angeles, CA para que mi esposo hiciera su maestría, pero tan pronto la hizo nos regresamos a la Isla y ¿saben dónde quisimos comprar casa? Pues en Luquillo, claro está. Aunque nos quedaba a 40 minutos de la capital y de la familia, queríamos vivir en el pueblo que tanto significado tuvo durante nuestra niñez y juventud. ¡Fue lo mejor que hicimos! Allí compramos la casa de nuestro sueños, tuvimos a nuestros hijos y creamos memorias con gente bella que hoy en día es más que familia. Allá las sobrinas visitaban semanalmente para corretear en el patio con lo nenes, o darse chapuzones en la playa o cantar los innumerables “happy birthdays” que cantamos a alguno de la familia.

 

Estrella de Mar Playa Luquillo Puerto Rico

Luquillo es un pueblo pintoresco que al norte lo baña unas de las playas más hermosas de la Isla y al sur se refresca con las lindas montañas verdes de la Sierra de Luquillo. Tiene un contraste de paisajes precioso que se ilumina con el  sol amarillito y brillante. Desde mi urbanización veía a un lado el grandioso bosque tropical El Yunque y al otro lado veía la costa azulita del Océano Atlántico.

P L A Y A S

El mar de la playa del Balneario de Luquillo Puerto Rico

Esta es la playa del sector Fortuna donde mis hijos quisieron bautizarse hace un año. Esta playa es libre y juguetona y queda junto al Balnerario de Luquillo  (oficialmente Parque Nacional Balneario La Monserrate) que tiene aguas más calmadas. En el balneario puedes encontrar:

  • Facilidades para acampar (Área verde $10.00, con agua $13.00, agua y luz $17.00)
  • Tiendas de recordatorios
  • Seguridad y Salud (Cuarteles de la Policía y Emergencias Médicas)
  • Servicios sanitarios y duchas.
  • Merenderos que vienen con parrilla para BBQ. Pero, para ir a la segura, hay que llevarse las sillas portátiles y las toallas para sentarse bajo la sombra de una palma o para tomar el sol.
  • Estacionamiento (pagando)
  • Horario oficial: Miércoles a domingo y días feriados 8:30 a.m. – 5:00 p.m…ahh pero también nos colábamos por el lado. ¡Hey, secretos del país!

 

Es uno de los balnearios más frecuentados de la Isla a donde íbamos a ver los atardeceres frecuentemente. Allí fue que aprendí a nadar, a hacer competencias de natación ‘hasta la boyas’ y a pasar tardes inolvidables con mis primos. Todavía recuerdo el caldero de arroz con gandules que llevaba mi tía o los sandwiches con malta que improvisábamos con las manos aún medio mojadas con agua salada. La arena es amarillita y sobre abundan las palmas de coco, pinos “de playa” y almendros. Así que o te cae un coco en la cabeza, o tus pies se hincan con las semillas de pino o se ponen resbalosos cuando pisas las almendras. ¡Ja, ja! ¡Qué recuerdos!

Cosas necesarias para un día de playa bien chévere:

  • Toallas, sillas portátiles y hamacas
  • Neverita con hielo y bebidas refrescantes
  • Meriendas livianas, frutas y dulces del país
  • Bloqueador solar, gafas y gorras para protegerse del sol
  • Repelente de insectos si eres dulce para los mosquitos
  • Traje de baño, ropa cómoda y sandalias
  • Paletas de playa, bolas de voleibol, frisbees, palas y cubos para hacer castillos de arena

 C O M I D A 

Kioskos de frituras y comida en Puerto Rico

Junto al balneario y frente a la Carretera #3 están los famosos Kioskos de Luquillo. Los “Kioskitos”, como le decimos, son una hilera de como 60 pequeños restaurantes donde se venden las famosas frituras puertorriqueñas y comida criolla. Es la parada obligatoria del que va a pasear pa’ Luquillo o el área este de la Isla.

Frituras en los kioskos de Luquillo Puerto Rico

¡Oye, este menú no es apto para vegetarianos/veganos (o sea yo) ni gente que esté vigilando su dieta! Si vas a los kioskos de Luquillo nada será bajo en calorías ni bajos en grasa. El atractivo es comer los crujientes bacalaítos, las ricas alcapurrias, los sorrullitos, empanadillas de carrucho y el resto de las variedad de cuchifritos distintivos de la gastronomía puertorriqueña. Además puedes encontrar comida criolla como arroz con gandules, pernil, morcillas y también hay algunos kioskos de comida internacional.  El ambiente es bien informal donde todo el mundo viste ropa “sport” y  traje de baño aunque hay dos o tres que se van de lo más lindos a sentarse en los restaurancitos. El calor playero abunda, pero se baja con una rica malta o una Old Colony de uva, Coco Rico o una piña colada.

 

FAMILIA EN LA PLAYA LUQUILLO PUERTO RICO

Nada como estar con la familia en la playa riéndonos  y pasándola bien. Porque los días de playa son para pasarla bien, dejar que los nenes tengan sus aventuras con las olas y para relajarse por completo.

Amigos y familiares cantando haciendo música en la playa Luquillo Puerto Rico

Y con estos que son más que amigos, son hermanos, pasamos un rato de buenas conversaciones acompañadas de música. Y no se crean que no tener traje de baño los detuvo. La gran mayoría de este grupo terminaron dándose un chapuzón con todo y ropa porque el agua llamaba. Mínimo cada uno se fue con la ropa algo mojada.

Si vas a Puerto Rico, tienes que visitar el pueblo de Luquillo

 

Comments

  1. MICHELLE FIGUEROA says:

    Cada vez que visitamos la Isla no puede faltar ir a visitar toda la costa Este de Nuestra Isla. Sobre todo ir “chinchoreando” por los mejores puesto de comida y visitar el Balneario de Luquillo. Y como bien dices “nada será bajo en calorías ni bajos en grasa” y lo mejor es acompañarlo con una malta o un old colony de uva! Gracias por compartir.

    • Exacto Michelle, chincorrear por los puestos de comida. Eso es lo difícil de ir a Puerto Rico….la comida! Porque es más difícil cuidar la dieta.

  2. Elda Torres says:

    Luquillo! En ese pueblito compre mi primera casa, ahí mis hijos mayores fueron a sus primeros días de escuela. Pueblito en el que pase los peores días de mi vida y los mejores! , donde la gente siempre fue muy amable conmigo y siempre me hicieron sentir en casa. Como olvidar esa playa donde mi actual esposo me pidió ser su novia y luego años más tarde su esposa:)

  3. Vanesa Aleman says:

    Muy cierto Mayra. Luquillo es hermoso y su playa espectacular. Y ni hablar de sus cuchifritos (alcapurrias, bacalaitos, rellenos, piononos, sorullitos, etc.) La proxima vez que vengas apuntanos en agenda para reunirnos y que los chicos compartan. Abrazos!

  4. Que belleza ese mar, no me extraña que le llamen la isla del encanto. Gracias por compartir un poquito de tu tierra, que para los que no la conocemos nos acercaste hasta alli Mayra. Y esas cositas ricas que delicias, se me antojo probar todo!

  5. Se lo enseñe a mi esposo y le trajo muy buenos recuerdos!

  6. Que hermoso lugar, realmente es un sueño esa playa y la comida. Espero poder visitarla alguna vez ya que mi esposo es de Puerto Rico así que cuando planeemos un viaje para allá a conocer tendré en cuenta el bello Luquillo. Tus fotos están preciosas !

  7. Que hermosa familia tienes Mayra querida, y el lugar esta maravilloso, muchas gracias por la recomendación, tengo que visitar la Isla del Encanto, un abrazo y

    ¡FELIZ DÍA!ॐ
    http://mamaholistica.com

  8. que bonito lugar,a mi me encantaria conocer puerto rico algun dia. se ve hermoso. y la comida, ni se diga, yummy!

  9. Estoy muy de acuerdo contigo Mayra, las playas de Luquillo son de las más hermosas. Y visitar los kioscos es una parada obligatoria cuando estás por el área.

Speak Your Mind

*