Dislexia: definición, manifestaciones y recursos

Muchos educadores en el hogar me piden recursos para comprender y atender la condición de la dislexia en sus hijos. Recientemente encontré esta información publicada en un grupo de Facebook y se las comparto para su beneficio.

Definición y manifestaciones de la dislexia

  • Según CEPR Andalucía: “Es un trastorno del aprendizaje de la lectoescritura, de carácter persistente y específico, que se da en niños que no presentan ningún impedimento físico, psíquico ni sociocultural y cuyo origen parece derivar de una alteración del neurodesarrollo.
  • Los disléxicos son niños y niñas inteligentes que sólo presentan dificultades en tareas relacionadas con la lectura y la escritura.
  • Los disléxicos manifiestan de forma característica dificultades para recitar el alfabeto, denominar letras, realizar rimas simples y para analizar o clasificar los sonidos.
  • Además, la lectura se caracteriza por las omisiones, sustituciones, distorsiones, inversiones o adiciones, lentitud, vacilaciones, problemas de seguimiento visual y déficit en la comprensión, (OPS, 1997).
  • No todos los niños disléxicos presentan las mismas dificultades y/o características. Por tanto, es esencial hacer un diagnóstico exhaustivo y detallado para poder establecer programas de intervención específicos. Lee 37 rasgos comunes en la dislexia.
  • El principal problema que tiene la dislexia es que no es compatible con nuestro sistema educativo, pues, dentro de este, todos los aprendizajes se realizan a través del código escrito, por lo cuál el niño disléxico no puede asimilar ciertos contenidos de materias como Conocimiento del Medio, porque no es capaz de llegar a su significado a través de la lectura.
  • El niño/a disléxico debe poner tanto esfuerzo en las tareas de lectoescritura que tiende a fatigarse, a perder la concentración, a distraerse y a rechazar este tipo de tareas. Los padres y profesores procesamos esta conducta como desinterés y presionamos para conseguir mayor esfuerzo, sin comprender que estos niños, realizando estas tareas, se sienten como si de repente, cualquiera de nosotros, nos viéramos inmersos en una clase de escritura china. Es aquí cuando la educación en el hogar es eficaz porque la enseñanza individual nos permite captar, identificar y trabajar áreas de problemas específicos con nuestros hijos. Como educador en el hogar tendrás la oportunidad de dirigir estas áreas de la mano de un terapista o profesional. Dale un vistazo a estosCuadernos GRATUITOS para la recuperación y la reeducación de la dislexia

Recursos disponibles para la dislexia

En el internet existen muchos recursos gratuitos o pagados para ayudar a las familias con hijos que presenten la condición de la dislexia. No desmayes ni te desanimes porque hay muchas familias ayudando a otras y publicando estos recursos para el beneficio de todos.

Grupos de apoyo

Ayúdame: Si conoces otros portales, recursos, libros y ayudas para tratar la dislexia, déjame saber para incluirlo aquí.

Otros artículos de tu interés

Speak Your Mind

*