¿Quiénes vieron el último episodio de Secret Millionaire?

¡Yo lo vi! Estuve pendiente de verlo desde la semana anterior. Así que a las 8 p.m. me senté tranquilita, pedí silencio sepulcral  y me dediqué a verlo por una hora entera…y sí, lloré como una nena.

Yo no veo mucha televisión y entonces ¿por qué tanta cosa con ver ese programa? Porque yo visité  Harvest Home varias veces cuando vivía en Los Angeles, California hace como 13 años atrás y sé que es un lugar donde realmente se ayuda a las mujeres embarazadas que no tienen hogar. Para los que no pudieron ver el programa, no se preocupen que al final les incluyo el enlace para que puedan ver el episodio completo.

Quizás muchos no saben, pero en Secret Millionaire un millonario escoge renunciar a su vida de bienestar por una semana para experimentar qué es vivir con una entrada de dinero mínima como el de las personas que vive del bienestar social (“welfare”), vivir en un apartamento  barato y pasar quizás las dificultades de no tener mucho. Durante el  programa ellos son voluntarios en instituciones de ayuda benéfica y al final seleccionan ayudar con su dinero a las instituciones más le toquen el corazón.

En el episodio 6 el donativo mayor se lo dieron a Harvest Home. Me tocó mucho este episodio porque Jennifer Yoder, la directora actual, es muy buena amiga de mi esposo y yo. Cuando vivía en Los Angeles íbamos a la misma iglesia y visitábamos Harvest Home en calidad de voluntarias. Jennifer conocía muy bien a la directora anterior, porque eran amigas de hacía mucho tiempo. Así que cuando se abrió la vacante de directora de HH, ¿quién mejor para llenarla que Jennifer? Ella le apasiona este centro porque ella vivió en carne propia este mismo problema  aunque, gracias a Dios, pudo salir de la situación con la ayuda de su familia.

Harvest Home es una institución sin fines de lucro que se dedica a ayudar a mujeres embarazadas que no tienen hogar. Muchas veces son adolescentes que los padres sacan de sus casas al enterarse que están embarazadas, otras veces mujeres con vicios que nadie quiere, otras que son rechazadas por sus parejas y las dejan en la calle. No tienen a nadie que las apoye ni donde quedarse. Es un lugar acogedor donde les permiten vivir por cierto tiempo  con la meta de prepararlas para que se independicen y puedan vivir una vida productiva con sus hijos. Se les enseña a cuidar a los bebés, a tener relaciones saludables, a administrar su dinero, hacer manualidades, a cocinar, a tener responsabilidades y cumplir con tareas. Allí encuentran una  familia que las apoya, aconseja, las llevan a las citas médicas  y las dirigen a recursos que las ayudan a proseguir estudios y buscar trabajo. Toda la dirección y cuidado que necesitan en tiempos tan importantes como el embarazo.

Harvest Home, como dije,  es una institución que depende de voluntarios y de  individuos que los ayuden. Así que te animo a que veas el episodio y luego visites su página de Facebook o su portal y les envies un donativo. Cualquier cosa ayuda.