Los hombrecitos de mi casa

¡Que orgullosa me siento de mis dos nenes! Hoy les tocó ir conmigo a lavar la ropa a la lavandería luego de terminar la escuela. Ellos fueron muy contentos porque los dejé ver una película antes de salir y porque saben que siempre les llevo merienda.

Ellos se portaron excelente y disfrutaron de su ‘estadía’ allí. Lucas se estacionó literalmente a ver la lavadora dando vueltas y su parte favorita que es el ciclo de exprimir la ropa…cuando la lavadora se vuelve loquita y va a las millas. Pablo por su lado se puso a ver una película en el celular y a mirar para afuera.

Pero me sorprendieron tanto que es como si les hubiera pedido ayuda en algún momento y todo hubiera estado sincronizado. Cuando iba a lavar la ropa, Lucas se ofreció a meterla en la máquina y luego al terminar se encargó de sacarla y ponerla en la secadora. Esto último le gustó porque se metía casi completo en la máquina y le daba vueltas al tambor de la secadora. ¡Ese es Lucas! El casi hizo el conteo regresivo de año nuevo porque estuvo pendiente de cuántos minutos faltaban para terminar el secado. Echó la ropa seca en un carrito no sin dejar de oler casi todas las piezas de ropa y diciendo: “ajjjjj, que rico huelen”…y las llevó a la mesa donde la doblo.

Tan pronto la ropa llegó allá, Pablo se levantó como un resorte y me dijo que iba a doblar la ropa de ellos. Increíble. Si vieran la organización que tenía. Lo estaba haciendo tal y como yo lo hago. Me decía: “mira mami aquí va la ropa de Lucas que va en el closet y aquí la mía, en este otro lado las pajamas mías y las de Lucas acá, la ropa interior en este lado y las camisas.” Me ayudó a reducir el tiempo a la mitad de lo que hubiera pasado si la hubiera doblado  sola.

Cuando llegué al edificio, se preocuparon en atender VOLUNTARIAMENTE toda la ayuda que necesité: abrieron la puerta, subieron conmigo las bolsas de ropa y el carrito. Guardaron sus zapatos y abrigos y dejaron todo en orden. Y para colmo, cuando les di comida me dijeron que me querían mucho.

¡Todo el esfuerzo, dedicación y amor que hemos invertido en ellos ha dado resultado! Esos son los hombrecitos de mi casa. Gracias a Dios por dejarme disfrutar y maravillarme de mis hijos. Eso es un regalito para recordar en esos momentos en que los días no corran tan perfectos como el de hoy.

¿Qué te enorgullece de tus hijos o cómo ves que tu esfuerzos como padre o madre están dando resultado?

¡Ahora es mi turno de Just Dance!

Ustedes saben las reglas que hay que establecer cuando uno tiene un video juego en la casa para evitar escuchar frases como: “tu jugaste un juego ya” o “ahora es mi turno” y “acabo de empezar”. Pues en casa decidimos que el televisor se prende de 4 p.m. en adelante y tienen una hora (entre los dos) para jugar wii. Claro, esto si cumplieron con tres requisitos: hacer el trabajo de la escuela completo, con buena actitud y haber terminado las tareas hogareñas diarias. Si cumplieron, entonces el wii es una recompensa con límites para que se diviertan luego de cumplir con su escuela, jugar entre ellos y divertirse con sus pasatiempos favoritos.

Ahora el problema es que yo, la madre, me uní a la lista de jugadores de wii. ¡Ahora sí que se complicó la cosa! Y es que buscando alternativas para pasar tiempo con ellos y a la vez ejercitarme durante el invierno, se me ocurrió la idea de que el juego Just Dance 2 era perfecto para esto. Y así fue. Comencé hace como dos meses y hemos pasado momentos chéveres aprendiéndonos los bailes y cantando canciones.  De paso les comento que,  además de divertirme, he sudado como loca siguiendo los pasos y he rebajado unas cuantas libritas. Así que he logrado mi cometido y me he divertido un montón. ¡Hasta Manuel nos ha acompañado en dos o tres canciones cuando está libre! El que nos vea de afuera pensará que nos falta un tornillo.

Para ser justa con su tiempo de wii, jugamos Just Dance 2 en el receso del mediodía. Ellos se animan mucho y compiten conmigo porque ahora soy la campeona de la casa. Los reto a ustedes a pasar mi récord de 11,299 puntos en Wake Me Up Before You Go Go, 10,925 en Rasputin y 10,623 en Dagomba. ¡No puede ser todo sufrimiento, organización y fregar en la vida! También hay que darle rienda suelta a la diversión en familia.

Dentro de todo los nenes disfrutan,  hacen ejercicios y utilizan sus destrezas motoras y de coordinación al hacer las rutinas de baile. Mis hijos tienen sabor caribeño y se les sale con este juego y yo me uno. Yo me voy a inventar uno que sea con canciones latinas…Just Dance 3 versión latina…eso sí que va a ser un éxito.

Cuéntenme qué hacen para divertirse junto a sus hijos y para ejercitarse. Bueno los dejo que me estoy preparando para decir: “Ahora es mi turno de Just Daaance”.

Exitosa granola y buena la avena.

La receta de granola que publiqué ayer fue todo un éxito. Recibí muchos comentarios e e-mails aclarando dudas, agradeciendo y felicitándome. Les agradezco a todos la acogida a este blog.

Dos de mis seguidoras, Fiorella y Alba, rápidamente se pusieron a cocinar y me enviaron las fotos de su granola. Aqui les comparto para que las disfruten.

El granola de Fiorella

 

El granola de Alba

 Las dos hicieron un buen trabajo. Fiorella siguió mi receta de yogur orgánico y logró hacerlo con mucho éxito. Alba disfrutó de su granola con un yogur que ya tenía en casa. Ambas añadieron las semillas y pasas de su preferencia y quedaron muy satisfechas. ¡Que rico! Miren el bordecito tostadito!

¿Y tú por qué no te animas? La granola, además de ser rica, es muy saludable porque está hecha de avena, miel y semillas. La avena contiene los aminoácidos esenciales para el desarrollo de los niños, ayuda a eliminar el colesterol malo y ayuda al hígado a procesar compuestos pesados. Al ser fibra insoluble ayuda al tránsito intestinal, es el cereal que más proteínas tiene y contiene vitaminas y minerales esenciales. ¿Algo más? Me parece que es un alimento  muy beneficioso y rico.

Si te ha gustado este artículo y el contenido de este blog, ¿por qué no te subscribes y lo compartes con tus amistades? Este blog se alimenta de tus comentarios, así que espero leer los tuyos pronto.

Granola: receta aprobada para el menu familiar

Granola hecho en casa

A petición de varias lectoras  les comparto la receta de granola para que acompañen su yogur hecho en casa.  Yo hago esta receta semanalmente porque me encanta comer yogur con granola y miel.

Como siempre digo, los alimentos hechos en casa son más saludables porque evitamos añadirle preservativos, colorantes y, además, podemos añadirle más o menos de los ingredientes que deseemos. Este es el caso de la granola. La puedes hacer simple o le puedes echar todos los extras que quieras. A veces la hago simple, a veces le añado semillas de girasol solamente, pero en otras ocasiones la hago con todos los “powers”…o sea con una mezcla de semillas y nueces.

Les comparto la receta simple y de aquí pueden añadir los ingredientes que te gusten.

GRANOLA

  • 3 tazas de avena seca (original, no instantánea)
  • 1/2 taza de mantequilla
  • 1/2 taza de miel
  • 1/4 cdta. de sal
  • nueces y semillas (opcional)

Primero derrite la mantequilla a fuego mediano en una olla pequeña. Añade la miel y la sal y caliente la mantequilla brevemente. Apaga el fuego y añade la avena y el gérmen de trigo (“wheat germ”). En este momento puede añadirle las nueces o semillas que te gusten. No eches en exceso para que la miel te rinda) Mezcla. Coloca la mezcla en una bandeja para hornear. Esparza la mezcla a lo largo y ancho de la bandeja de forma pareja y hornea a 375 grados por 12 minutos. Debe  tener un color dorado al hacerse. Cuando se cumplen los 12 minutos, yo apago el horno y dejo la bandeja dentro del horno para que termine de tostarse. Esto dependerá de tu horno, así que debes ir probando para ver cómo te gusta más. Luego  remueve la bandeja del horno y deja que se enfríe. Yo lo guardo en bolsitas Ziploc o en un envase de cristal.

Tip: para ahorrar tiempo en la cocina, siempre hago el doble de la receta y así tengo granola por más tiempo sin tener que hacerlo dos veces en la misma semana. Si no utilizas las granola tan a menudo, puedes guardarla en la nevera y te durará más.

¡Que lo disfrutes!

Si haces la receta, enviame fotos para publicarlas junto al artículo. Cuéntame cómo te fue.

 

Homeschooling: currículos de matemáticas

Visita la página de facebook de TCHERs para que te enteres de qué  currículos de matemáticas recomiendan los padres homeschoolers y para que añadas el tuyo.

Este es buen tiempo para ir examinando qué material van a utilizar nuestros hijos el próximo año. Así tenemos suficiente tiempo de investigar costos, enfoque del currículo, recomendaciones y los pro y contras. Cuando voy a examinar material, mi primera parada es en  christianbook.com porque tienen una sección de currículos y materiales para los educadores en casa. Encuentro que los precios son mucho más baratos que otros portales e inclusive que los mismos publicadores de los libros. Lo más que me gusta es que todos los libros tienen ‘vista previa’ (“preview”) donde puedes ver una porción del libro y examinar si es el adecuado para tus hijos sin tener que comprarlo. Eso me ha ayudado muchísimo a decidir el material que uso con mis nenes. También tienen una sección de libros en español, venden manipulativos y son bien rápidos en el envio.

Yo he estado usando Horizons Math con mis nenes y este sistema les ha funcionado mucho. Encuentro que el libro es más avanzado que las matemáticas que se enseñan en Puerto Rico. Así que mi nene que está en primer grado, usa el libro de kinder y el que está en tercero usa el libro de segundo.  Les aconsejo ver el material para ubicar a sus hijos.

Cada nivel tiene dos cuadernos de trabajo de 80 lecciones cada uno. También utiliza el manual del maestro el cual sinceramente nunca he usado,  pero dicen que es muy bueno. Se pueden integrar manipulativos que tengan alrededor de la casa. Cada lección contiene diferentes conceptos de las matemáticas, no sólo uno. Esto lo hace variado y no tan aburrido como cuando sólo se concentran en un sólo concepto. Se introduce cada tema de una forma sencilla y se repite el tema en varias lecciones añadiéndole dificultad poco a poco hasta que el estudiante lo domina.   El libro incluye un examen cada 10 lecciones. Yo no utilizo  exámenes normalmente,  pero les doy éstos  para retarlos y prepararlos para tomar pruebas. Los libros son coloridos y atractivos y nos han funcionado muy bien.

No soy auspiciadora ni recibo ganancia por la recomendación de estos libros ni de  christianbook.com. Esta es mi recomendación personal porque éstos me ayudan a tener un homeschooling más efectivo.

Si mi artículo te gustó y te ayudó, escríbeme un comentario y compártelo con tus amistades. ¡Me encanta leer sus comentarios!

Mayra