Una Toyota Highlander boricua – Video reseña #VayamosJuntos

Una-Highlander-Boricua-Toyota-VayamosJuntos-Puerto-Rico

 

Les digo, una Toyota Highlander a lo boricua es otra cosa. El año pasado probamos el modelo del 2013 en Big Sur en California y nos encantó, pero probar la del 2014 en el calorcito boricua nos robó el corazón. Fue una combinación de fascinación con las nuevas chulerías de la “guagua” y llenarnos el alma con los paisajes que vimos a través de sus cristales y los destinos que pudimos disfrutar en ella. ¡Maravilloso! La guagua (como le decimos los boricuas) nos llevó a la playa, a las montañas, al bosque, a ver a familiares y comer comida rica.

 

Highlander-Boricua-Toyota-Familia-Asientos

 

Ustedes saben que cuando uno visita su país anda con el familión constantemente: abuelos, primos, tíos. Pues todos se dieron una “trilli” en ella porque había que probarla. Mis nenes con sus primas estuvieron fascinados al poder ir juntos porque hay cabida cómoda para 7 personas. Y comparando, la del 2014 creció en tamaño y es más espaciosa y cómoda que la del 2013.  Llevando al familión di más vuelta que una “pisi corre”. Con ella hicimos picnic en diferentes lugares porque dar una vuelta a la Isla requiere llevar neverita, traje de baños, toallas, meriendas y unos sandwichitos en pan sobao, claro está.

 

Highlander-Boricua-Represa-Carraizo-Puerto-Rico #VayamosJuntos

 

El clima tropical de Puerto Rico es uno lleno de sorpresas. Lo mismo tienes unos días de sol tipo “pásate todo el día en la playa, como tienes días de acostarse en una hamaca a ver la lluvia caer. También hay días cuando “se están casando las brujas” que es cuando está lloviznando suave pero con pleno sol.  Nos tocó tiempo de sequía y estaban a punto de ordenar racionamiento de agua. Y de momento cayó tanta lluvia que tuvieron que abrir las compuertas de la represa Carraízo en Trujillo Alto y como buenos boricuas averigua’os nos fuimos a verla. Este fue el fin de la sequía. Los nenes nunca habían visto una represa, así que, de paso, aprendieron.

 

Highlander-Boricua-Trujillo-Alto-Familia #VayamosJuntos

 

Pero esta chamaquita que les escribe sabe cómo guiar ‘a lo boricua’ subiendo montañas en pleno torrencial. Se me sale mi conductora isleña que sabe esquivar hoyos, alcantarillas abiertas, pasar charcos y estar pendiente a los ‘cortes de pastelillo’. La altura de la Highlander es perfecta porque te da la visibilidad apropiada, el agarre de las gomas en las cuestas fue perfecto y la guagua es bien segura para guiar. Vimos la represa y seguimos camino pa’rriba de la montaña porque la familia de mi abuela materna es de ese pueblo. Les  mostré la casa y los terrenos de mi bisabuelo, el restaurante de la familia y el lindo paisaje del Lago Carraízo. De vuelta les hice las historias que nos hacía mami sobre mis bisabuelos, la vida en el campo y las anécdotas del “gallito” que era como le decían a mi abuela en la escuela porque no se dejaba molestar de nadie. Ya entiendo de dónde saco mis sueños de vivir en el campo y porqué me encanta la comida criolla.

Toyoga-Highlander-boricua-Roberto-Clemente-moonroof-techo-corredizo-panoramico.png

Mis nenes se gozaron el techo corredizo panorámico y se entretuvieron mucho mirando los árboles del bosque tropical El Yunque, se atrevieron a abrirlo cuando estaba lloviendo y vieron las gotitas corriendo sobre el cristal cuando llovía. Hasta se asomaron para ver la casa del legendario pelotero Roberto Clemente a quien estábamos persiguiendo por toda la Isla.

 

  Highlander-Toyota-seguridad-bms-baul-camara #VayamosJuntos

 Me encantaron los aspectos de seguridad como el Monitor de Punto Ciego (BSM) con alerta de cruce trasero. Esto es bien conveniente porque la guagua me avisaba cuando se acercaban carros por los lados iluminando un ícono en el espejo retrovisor externo. También me mostraba en pantalla cómo iba dando “reversa” y me tocaba un pitito cuando me estaba acercando demasiado a algún objeto en la parte trasera. ¡Eso fue fantástico! Otra cosa chévere es que el baúl se abre electrónicamente desde el control remoto del carro o desde el tablero interno. Claro y si alguna puerta estaba abierta, no me perdonaba, rapidito me lo decía en el dash y mostraba cuáles puertas exactamente. Muy inteligente.

 

Toyota-highlander-cargadores-celulares-gafas-radio #vayamosjuntos

 

Estos extras son una necesidad para mí: espejito para velar que todo esté bien con los nenes y por ahí hablo con ellos. Cuando bajo ese mismo espejito, guardo mis gafas secretamente en un compartimiento. Además, los dos usb me mantuvieron el celular y la cámara con carga en todo el camino y la bandejita delantera me permitió tener como un “gavetero” o coqueta para poner el celular, mis audífonos y ganchos para mantenerme el pelo en orden cuando abríamos el techo corredizo.

 

Les presento este corto video que les muestra los interiores de la Toyota Highlander Limited 2014 en todo su esplendor. Ninguna foto ni video le hacen justicia a los nuevos ofrecimientos de guiarla. Luego de verla una de los abuelos está considerando comprarla el año entrante, mi esposo dijo que sería buena opción para considerar dentro de unos añitos cuando tengamos que reemplazar mi ‘guagua’ aquí en Los Angeles y mi cuñada le tiró guiñaditas a mi hermano para ver si averiguan más de ella. Mis sobrinas quedaron encantadas y le rebuscaron todos los rincones igual que mis hijos. Les aconsejo ir a un centro de ventas de Toyota para que la prueben y vean porqué les digo que está bien segura, espaciosa, bonita y familiar.

 ¿Te has montado en una Highlander?

Este post fue auspiciado por Toyota quienes me permitieron vivir la experiencia de la Toyota Highlander Limited 2014 en mi isleta de Puerto Rico. Toyota, no saben cómo esta guagüita recorrió todos los rincones de la Isla y probó de todo. Gracias.