Cuando me canso del homeschooling… ¡ la quemazón !

  Quemazon o burnout del homeschooling razones y soluciones

¿Les conté que de vez en cuando me canso del homeschooling? “Cómo va a ser Mayra? ¿Tú?”…se preguntarán. Pues me da la quemazón. ¿No les pasa? Hay muchas razones para el “burnout”, pero también hay muchas soluciones para prevenirlo eliminarlo.

Es que llega un momento del semestre que me pongo imposible…ni yo misma me aguanto. Todo me da coraje (molestia en puertorriqueño), no quiero ver los libros. ¿Dar clase? ahhhh no quiero…traten de decifrarlo ustedes mismos son los pensamientos maquiavélicos que brotan en mi mente. Empiezo a posponer clases, a darlas a mitad…eso lo hacemos después“…”trabajen el material que pueden hacer independientemente… Además de esa actitud mental, se me quitan las ganas de cocinar, de limpiar, de recoger, organizar, hacer dilencias…..¡DE TODO! Lo único que quiero hacer es coser, hacer manualidades, salir a pasear o estar por mi cuenta. Es que llega el punto en que ¡me canso del homeschooling!

Es ahí cuando me doy cuenta que estoy en lo último de mi paciencia a punto de explotar. Y es que en  realidad no me cansé del concepto del homeschooling, sino que física y mentalmente me cansé del homeschooling. ¿Me siguen? Son dos cosas diferentes. Les explico, lo que pasa es que en el TERMÓMETRO DE LA FAMILIA HOMESCHOOLER  llegué al máximo…al límite que llamamos QUEMAZÓN (burnout para los americanos) donde ya no aguantamos más y no tenemos ni una gota más de energía para seguir. Este termómetro me lo acabo de inventar y debo correr a patentizarlo. ¡Ja, ja!

Quemazon-burnout-homeschooling-termometro-de-la-familia-homeschooler Cómo prevenirlo y eliminarlo

Esto es un proceso normal de la vida del homeschooler que podemos prevenir, pero que muchas veces no lo hacemos…me confieso. No lo hago, por terca o porque no me percato. ¿De qué me habrán servido tantos años  de homeschooling entonces? No sé, pero eso no importa ahora. ¡Ja, ja!

Me pongo super irritada y cuidado si se meten conmigo que puedo morder. Si me vieran, no me reconocerían. ¡Qué vergüenza! Yo creo que los nenes se van a estudiar solitos para evitar encontronazos con esta chatita. ¡Pobrecitos! Ellos, al igual que yo, sienten esa quemazón a su manera por el cansancio del estudio diario, las actividades extracurriculares, la rutina, las exigencias… Me piden cortar material, se quedan espaciados mirando para la pared cuando se supone que estén leyendo, sumar 1 + 1 se les hace difícil como si fuera trigonometría. Sus mentencitas también se cansan. Con el tiempo uno va aprendiendo a reconocer los “síntomas iniciales de la quemazón” y va haciendo los ajustes necesarios para que no llegue a la medida de ¡Sálvese quien pueda!

¿Saben qué hago para remediar eso? Tomamos un descanso del homeschooling. Salimos a un museo, nos vamos a explorar al bosque, pasar la mañana juntos leyendo acurrucaditos en la cama, trabajamos en proyectos diferentes, dibujamos, hacemos manualidades, etc. Nos robamos uno o dos días para hacer cosas diferentes, libres, fuera de la rutina. Hacemos diligencias, nos vamos a tomar un café y si nos encontramos un parque, paramos y jugamos.

Actividades-familiares-quemazon-del-homeschooling-burnout

¿Que si me siento culpable por eso? No. Eso es lo bueno del homeschooling, que nos da la libertad de hacer nuestro propio horario y tomar descansos cuando lo necesitemos sin retrasarnos. Sí tenemos metas, sí tenemos estructura y, al menos en mi casa, hay una rutina diaria a seguir y tareas por cumplir. Y yo soy de las que organizo todo en listas y ellos no se han escapado de ellas. Pero cuando hay que parar para tomar un respiro, lo hacemos con toda tranquilidad y naturalidad. Eso nos refresca las mentes, cada cual hace lo que quiera en su tiempo, nos reconectamos y volvemos fresquecitos y con mejores ánimos…hasta que se asomen los síntomas de la quemazón nuevamente.

Espera que estoy preparando un artículo sobre consejitos para lidiar con la quemazón. Mientras tanto cuéntame qué haces para lidiar con la quemazón en tu hogar. Me encantaría usar y citar tus ideas para el artículo.

¿Cuál es tu estilo de quemazón?