Soy homeschooler porque…con Clarissa Rodríguez de Puerto Rico

 

Tuve el gusto de ver a Clarissa “nacer” en esto de ser mamá homeschooler. Conocí a Clarissa Rodríguez cuando asistió su primera orientación sobre el homeschooling en Puerto Rico y recuerdo que tenía muchas dudas y preguntas, como todos cuando empezamos en este camino. Luego compartimos mucho en el grupo de apoyo Casaescuela Puerto Rico y pude ver la transformación y desarrollo de su escuela en casa y de sus preciosos hijos. Es un honor tener a Clarissa en Soy homeschooler porque …

Me encantó ver cómo todo se transformó de dudas a seguridad y éxito en el camino de sus hijos. Hoy en día ya uno de ellos cursa su primer año de universidad gracias al esmero, cuidado y dedicación de Clarissa, a la cual considero como una buena amiga.

Clarissa Rodríguez Delgado
Vive en: Puerto Rico
Mamá de 3
Mamá homeschooler de 2
(Uno ya es universitario y educa al de 14 años en casa)

 

¿Por qué te interesó el homeschooling?

La educación en casa simpre me llamo la atención. Soy fiel creyente de la importancia de la presencia de mamá en casa a tiempo completo. Cuando mi hija mayor comenzó la escuela intenté, pero ella misma no le interesó la idea de quedarse en casa y me pidió ir a la escuela muy a mi pesar, tal vez por que para ese entonces era hija única. Luego con mis varones sí tome la decisión, ya que ellos presentaron “problemas de aprendizaje”.
Con ellos viví experiencias no muy alentadoras en diferentes escuelas públicas y privadas. Entendí que lo mejor para ellos era y es la educación en casa.  Un lugar en el cual aprendieran a su ritmo, sin etiquetas, sin competencia, un lugar de respeto, de amor. Ese lugar lo encontramos en CASA. Es la mejor desición que he tomado y no me arrepiento.

¿Cómo te orientaste sobre homeschooling?

Comencé a buscar información en el internet.  Leía mucho todo lo que podía acerca del tema. Pero la mejor orientación y recomendación que pude tener fueron las experiencias vividas por padres educadores en casa. Cada escuela es un mundo, cada familia también, pero no cabe duda que es el empujoncito que se necesita cuando se tienen dudas y,  en lo personal, me ayudó muchísimo.

 

¿Es legal homeschooling en tu país?

En Puerto Rico sí es legal.

¿Cuán abierta está la comunidad de tu país al homeschooling?

Bueno en Puerto Rico hay muchos mitos alrededor de la educación en casa.  En mi caso me topo mucho con la famosa pregunta sobre la “socialización” del niño educado en el hogar. Creo que es parte de la desinformación.
Cada persona tiene su propia idea de lo que es ser educado en el hogar, por eso sus reservas en cuanto al tema. Nos toca a nosotros los padres educadores en casa informar y orientar a nuestra comunidad. Creo que aún no están lo suficientemente abiertos al tema.

¿Qué filosofía o currículo sigues?

En mi familia preferimos la educación natural.  Fernando prefiere trabajar con unidades de estudio. Vamos aprendiendo día a día juntos, sin presión, a su ritmo. Nunca un día es igual a otro. Son totalmente descolarizados.

¿Cuál es tu mayor reto al educar en casa?

Mi mayor reto al educar en casa es lograr que mis hijos primeramente se sientan felices, a gusto en el entorno que preparamos día a día. Que logren sus metas en el aspecto académico, pero también que logren llegar a ser seres humanos felices y seguros con ellos mismos y que puedan llegar a tomar sus propias deciciones. Que sean productivos para la sociedad en la que eligan vivir. Seres concientes de lo que ocurre a su alrededor. Ese es mi mayor reto.  Es largo el camino, pero con fe y amor sé que lo voy a lograr.

Un mensajito de Clarissa:

A todas esas familias que están considerando la idea de la educación en casa, dense la oportunidad de experimentar la más gratificante de las experiencias.  Como mencioné antes,  cada familia es un mundo, sólo tú como padre sabes qué es lo mejor para tus hijos. Oriéntate e infórmate. ¡Gracias Mayra por la oportunidad! Un abrazo fuerte desde Puerto Rico.

Clarissa gracias por contarnos tu historia. Me encanta conocer el pensar de otros padres homeschoolers porque me hace crecer y madurar. Clarissa me dejó con una lágrima de nostalgia en mis ojos. ¡Snif, snif!
¿Quieres compartir tu historia? 
No importa que seas nuevo en esto. Aquí aprendemos todos de cada etapa de nuestro viaje. Escríbeme a estilofamiliar@gmail.com
Dale click aquí para leer las demás entrevistas de Soy homeschooler porque…
 

 

VIDEO: Cuando me canso del homeschooling… ¡ la quemazón !

  Quemazon o burnout del homeschooling razones y soluciones

La quemazón del homeschooling : Disfruten el video de la charla al final del artículo. 

 

¿Les conté que de vez en cuando me canso del homeschooling? “Cómo va a ser Mayra? ¿Tú?”…se preguntarán. Pues me da la quemazón. ¿No les pasa? Hay muchas razones para el “burnout”, pero también hay muchas soluciones para prevenirlo eliminarlo.

Es que llega un momento del semestre que me pongo imposible…ni yo misma me aguanto. Todo me da coraje (molestia en puertorriqueño), no quiero ver los libros. ¿Dar clase? ahhhh no quiero…traten de decifrarlo ustedes mismos son los pensamientos maquiavélicos que brotan en mi mente. Empiezo a posponer clases, a darlas a mitad…eso lo hacemos después“…”trabajen el material que pueden hacer independientemente… Además de esa actitud mental, se me quitan las ganas de cocinar, de limpiar, de recoger, organizar, hacer dilencias…..¡DE TODO! Lo único que quiero hacer es coser, hacer manualidades, salir a pasear o estar por mi cuenta. Es que llega el punto en que ¡me canso del homeschooling!

Es ahí cuando me doy cuenta que estoy en lo último de mi paciencia a punto de explotar. Y es que en  realidad no me cansé del concepto del homeschooling, sino que física y mentalmente me cansé del homeschooling. ¿Me siguen? Son dos cosas diferentes. Les explico, lo que pasa es que en el TERMÓMETRO DE LA FAMILIA HOMESCHOOLER  llegué al máximo…al límite que llamamos QUEMAZÓN (burnout para los americanos) donde ya no aguantamos más y no tenemos ni una gota más de energía para seguir. Este termómetro me lo acabo de inventar y debo correr a patentizarlo. ¡Ja, ja!

Quemazon-burnout-homeschooling-termometro-de-la-familia-homeschooler Cómo prevenirlo y eliminarlo

Esto es un proceso normal de la vida del homeschooler que podemos prevenir, pero que muchas veces no lo hacemos…me confieso. No lo hago, por terca o porque no me percato. ¿De qué me habrán servido tantos años  de homeschooling entonces? No sé, pero eso no importa ahora. ¡Ja, ja!

Lee las vivencias de otras familias al final del artículo

Me pongo super irritada y cuidado si se meten conmigo que puedo morder. Si me vieran, no me reconocerían. ¡Qué vergüenza! Yo creo que los nenes se van a estudiar solitos para evitar encontronazos con esta chatita. ¡Pobrecitos! Ellos, al igual que yo, sienten esa quemazón a su manera por el cansancio del estudio diario, las actividades extracurriculares, la rutina, las exigencias… Me piden cortar material, se quedan espaciados mirando para la pared cuando se supone que estén leyendo, sumar 1 + 1 se les hace difícil como si fuera trigonometría. Sus mentencitas también se cansan. Con el tiempo uno va aprendiendo a reconocer los “síntomas iniciales de la quemazón” y va haciendo los ajustes necesarios para que no llegue a la medida de ¡Sálvese quien pueda!

¿Saben qué hago para remediar eso? Tomamos un descanso del homeschooling. Salimos a un museo, nos vamos a explorar al bosque, pasar la mañana juntos leyendo acurrucaditos en la cama, trabajamos en proyectos diferentes, dibujamos, hacemos manualidades, etc. Nos robamos uno o dos días para hacer cosas diferentes, libres, fuera de la rutina. Hacemos diligencias, nos vamos a tomar un café y si nos encontramos un parque, paramos y jugamos.

Actividades-familiares-quemazon-del-homeschooling-burnout

¿Que si me siento culpable por eso? No. Eso es lo bueno del homeschooling, que nos da la libertad de hacer nuestro propio horario y tomar descansos cuando lo necesitemos sin retrasarnos. Sí tenemos metas, sí tenemos estructura y, al menos en mi casa, hay una rutina diaria a seguir y tareas por cumplir. Y yo soy de las que organizo todo en listas y ellos no se han escapado de ellas. Pero cuando hay que parar para tomar un respiro, lo hacemos con toda tranquilidad y naturalidad. Eso nos refresca las mentes, cada cual hace lo que quiera en su tiempo, nos reconectamos y volvemos fresquecitos y con mejores ánimos…hasta que se asomen los síntomas de la quemazón nuevamente.

VIDEO CHARLA EN VIVO: La quemazón del homeschooling

 

VIVENCIAS Y TESTIMONIOS DE OTRAS FAMILIAS EDUCADORAS EN EL HOGAR:

 

¿Cuál es tu estilo de quemazón?

otros artículos que te pueden interesar:

Soy homeschooler porque… con Homeschooling Perú

  soy-homeschooler-porque-homeschooling-peru

Comenzamos hoy una sección bien interesante donde conoceremos mes tras mes cómo otras familias hispanas hacen homeschooling dentro y fuera de los Estados Unidos. Una de las motivaciones principales al crear Estilo Familiar fue educar a las familias latinas sobre esta alternativa educativa que es un poco desconocida para muchos. También me interesaba saber dónde estaban los homeschoolers latinos, porqué decidieron hacerlo, cómo lo hacen e intercambiar ideas que nos inspiren. Comenzemos con Soy homeschooler porque …

Vicky Rengifo de Homeschooling Perú es una amiga cibernética de nuestra comunidad que actualmente hace homeschooling desde su natal Perú. Me encanta su historia porque una necesidad que nació de su interior la hizo encontrarse con el camino del homeschooling naturalmente. Conozcamos su historia y sus razones.

¿Porqué te interesó el homeschooling? 

Como maestra licenciada por ocho años trabajé en diferentes instituciones educativas con niños de diferentes edades y en instuciones de todas clases. A pesar de que me esforzaba por dar lo  mejor de mí, siguiendo las exigencias de las instituciones, de las familias y de los niños, nada era suficiente para satisfacer a toda la familia escolar. Sobre todo la de los niños que venían a mi aula con diferentes mundos, necesidades, problemas, talentos, personalidades y temperamentos. Eso dejaba en mí un sentimiento de melancolía.

Tenía que seguir un horario de clases riguroso, realizar muchas actividades extracurriculares, a las cuales yo misma no le hallaba sentido. Mis alumnos se cansaban, algunos querían jugar o hacer otras cosas que el plan de estudios no lo tenía presente. Si me dedicaba a jugar y salía de toda esa estructura rígida, algunas familias se molestaban. Si no mandaba tareas a casa,  estaba mal.  Si no lograba que mis niños estuvieran quietos escuchando la clase,  era mal vista como maestra.

Y bueno, en el año 2010 tuvimos un hijito y para el 2011 trabajaba por 4 horas mientras dejaba a mi a bebé con una amiga que es enfermera técnica.  Eso me ponía muy pero muy triste, y recordé que yo había elegido estudiar esa profesión para ser una mejor madre. Me enfrenté a mí misma y a la sociedad (vecinos y familiares) y con la ayuda de mi esposo decidí quedarme en casa con mi hijo. Renuncié a un trabajo seguro, pero recordé que ningún éxito en la vida compensa el fracaso en el hogar.

Ya cuando mi bebé tenía un año, empezaron a perseguirme con preguntas: ¿Cuándo gatea?, ¿Cuándo hablará? ¿Hasta cuándo le darás pecho? ¿Le pondrás al nido o guardería? ¿Vas a regresar al trabajo? Entonces se me ocurrió la idea que si inscribía a mi hijo en un nido, YO tendría que ser su maestra. Nadie me apoyaba, eso era anti ético, nada profesional.  Yo les respondía: “Entonces no lo mando al nido.” “¿Estás loca?” me decían.  “Madre sobre protectora” y “Mira que eres maestra” 🙁 Estaba triste.

Entonces busqué en internet “madres que educan en casa” y nada salía…. Hasta que encontré una frase HOMESCHOOLING y se me iluminó la mente.  Fue maravilloso saber que en otros lugares había niños educados por sus padres y comencé a empaparme del tema.  Ahora nadie podía hacerme cambiar de idea.  Busqué en Perú y nada. Entonces decidí crear un blog, páginas y grupos en la redes sociales sobre educación en casa. Por eso ahora soy madre HOMESCHOLER con mucho orgullo sano, con determinación.  Mi hijo tiene a los mejores  maestros: sus padres

Empecé a buscar blogs, videos, enlaces, todo lo que podía en internet.  Nadie de mi comunidad  me apoyó, incluso hasta ahora.  Recibo apoyo de gente de otras ciudades como Lima y Arequipa.  En mi ciudad aún no hallo familias homeschoolers.  Seguiré buscando.

¿Es legal el homeschooling en Perú? 

En nuestro país el homeschooling es alegal; esto es aquello que se consiente pero que no posee los requisitos que se establecen para ser legales. Ilegal es lo que va contra la legalidad y alegal es lo que no se ajusta a ninguna norma legal, es decir lo que funciona sin haber sido reglamentado legalmente.

He creado una página que ya tiene cerca de 52 seguidores y hemos propuesto una reunión en Lima para conocernos y proponer hacer legal el Homescholing en Perú y que el ministerio de educación y autoridades nos apoyen. Queremos que se reconozca como a una forma de educación, que se promueva la opción de educar en casa a los niños de las familias que pueden hacer esta hermosa y noble tarea, que el estado nos brinde apoyo.

En mi país existe un examen de ubicación para aquellos niños que por equis razones no están escolarizados pero sí estudian con otros métodos, pero eso es la excepción. Nosotros queremos ser conocidos por todos.

¿Cuán abierta está la comunidad peruana al homeschooling?
Pecan por desconocimiento. Desconocen porque el estado se ha encargado de promover la idea que las instituciones educativas son lo mejor para la educación de los niños, que un niño no escolarizado es un niño pobre, que está por debajo del estatus social. Las familias trabajan duro, ambos padres hacen esfuerzos arduos para pagar los colegios de sus hijos, que cuestan como una pensión de universidad y encima gastos de  uniformes y  útiles escolares. Además, tienen la idea que mientras más caro les cuesta la educación,  mejor es.

Otras familias piensan que no sabrían cómo educar a sus hijos, que no tienen paciencia, que no socializan, etc. Pero la verdad es que muchos están inconformes, pero les falta conocimiento.

¿Qué filosofía o currículo sigues?

En mi caso he optado por la crianza natural y con apego, practico el  colecho, soy pro lactivista y amo el homeschooling.  Aunque no es fácil, ni descansado sé que es lo mejor.

Mi niño aún tiene 2 años. Una de mis ventajas es mi formación profesional, pero aunque tengo en cuenta el currículo nacional, no lo sigo. Prefiero la educación natural, es decir, dejo que mi hijo me guie a sus intereses, él me indica lo que que quiere aprender, yo creo métodos que le ayuden. Una que otra vez he probado motivarle hacia un determinado tema y me ha seguido, pero la mayoría del tiempo, él me indica. Yo le dejo SER y lo motivo a SENTIR y cuando siente el HACER llega a cada momento. Ya cuando tenga más edad, irá a clases de deportes, música y arte. Mi deseo es que desarrolle sus talentos y sea feliz.

Vicky nos dice: 

Gracias Mayra por la oportunidad.  Al ver tus videos y leer tus posts en Estilo Familiar me he sentido motivada a seguir adelante.  No es fácil ser homeschooler. Existen familias homeschoolers en Perú,  pero estamos muy dispersos.  Necesitamos unirnos como país y optar por ese estilo de educación. Puedes encontrar las historias de Vicky en Homeschooling Perú y en Facebook.

¿Eres un homeschooler latino? Envíame tu historia.

Dale click aquí para leer las demás entrevistas de Soy homeschooler porque…

Nuestro dilema con el inglés

Han pasado tres años y un poquito más desde que nos mudamos a Estados Unidos con nuestros chicos. Se imaginarán que al principio mi preocupación principal era el idioma. Me rondeaba por la mente la interrogante de ¿Qué tan bien iban a aprender el inglés mientras los educara en casa? ¡Eso es mucha presión para una mamá homeschooler hispana!Claro, yo no empezaría de cero porque mi conocimiento, comprensión y conversación en inglés es bastante buena.  De hecho el inglés era mi materia favorita y me encantaba leer y escribirlo en Puerto Rico, donde se estudia inglés desde edad preescolar. Además, había vivido en EU anteriormente una década atrás. Pero…mi acento caribeño es tan rudo como las olas del Mar Caribe que bordean mi Islita del Encanto y mi fluidez estaba un poco mohosa. Quizás no es el acento más rudo, pero para mí lo es.

Esta era la situación y mi ¿plan?

  • Debido al hecho de que estudian en la casa, los nenes no estarían inmersos en el inglés como si asistieran a la escuela regular.
  • Mi esposo y yo decidimos que hablaríamos 100% español en casa, como siempre lo hemos hecho. Queremos preservar su lengua materna y transmitir las tradiciones y la cultura. Sería raro decir : “I love you” en lugar de “Te quiero”. ¡Eso no me saldría natural!
  • Compré el currículo educativo en inglés.
  • Buscaría oportunidades para exponerlos a situaciones, grupos, experiencias donde sólo se hablara inglés.
  • ¿Qué va a pasar? Fue mi pregunta. Decidí no forzar nada y no preocuparme. Sólo tenía que seguir el plan y ver qué pasaría.
Luego de todos los obstáculos, adaptaciones y nuevas experiencias que enfrentamos al mudarnos a este país, comencé el semestre escolar en casa con el nuevo “¿plan?” de estudios. Les leía el texto en inglés y se los traducía  al español asegurando al mismo tiempo que estaban absorbiendo el material que estaban estudiando. Lo llamé “doble homeschooling” ¡Ufffffff! Además de esa intensa labor, les confieso que al principio a ellos no les gustaba que les hablara en inglés. Me miraban raro. Y estoy segura de que no entendían ‘ni papa’ muchas de las cosas que les decía en  inglés. ¡Los primeros dos años fueron bieeen intensos! Necesitaba mucha paciencia, determinación, consistencia y un par de  acetaminofén para aliviar mis dolores de cabeza.
 Lo maravilloso de todo esto es que, aunque no dudo que aprendieron algo de lo que les enseñé (…eso lo que quiero creer),  lo que más les influyó fue la exposición y práctica que tuvieron fuera de las cuatro paredes de nuestra casa. Las interacciones con sus primos americanos, con sus amigos en el campo de béisbol, en la escuela de fonética los sábados, en el club los miércoles, con sus ‘panas’ homeschoolers y en la escuela dominical los domingos fueron lasclaves para practicarlo, absorberlo, poner las cosas en contexto y enriquecer su vocabulario. Empezaron a repetir frases que escucharon, nos preguntaban cómo decir las cosas en inglés, comenzaron a entender lo que veían en la televisión por su cuenta, y se atrevieron a hablar con sus amigos sin ningún tipo de vergüenza y sin preocuparse por los 200 errores que cometían. La sola exposición en la vida real y la audacia de los niños lo pueden todo.  
Hace unas semanas fuimos a una prueba piloto de un parque de atracciones muy conocido y se me comenzaron a aguar los ojos mientras los oía dar su opinión sincera de lo que les gustaba y no les gustaba sobre la atracción. En mis adentros gritaba: ¡Yessss! Qué satisfacción se siente cuando tus hijos lo están haciendo bien y mejorando …a pesar de la canas que esto me haya sacado. ¡Ja, ja!

¿Que si su inglés es fluido completamente? No, pero lo estamos consiguiendo. Lo entienden, lo leen y se expresan lo suficiente como para mantener una conversación, para estudiar independientemente y para divertirse con sus amigos. Su acento es más suave que el nuestro y ahora nos corrigen y se burlan de nuestra pronunciación. “Papi no se dice “important “, se dice  “impawrnt”. Pueden burlarse de nuestro acento todo lo que quieran porque lo que importa es que lo dominan y lo harán mejor que nosotros a la vez que  mantienen el español que es parte integral de ellos.

¿Cómo trabajas con el dilema del  inglés y español en la vida de tus hijos?

Video 1a: 5 razones educativas por las que hago homeschooling

Aquí les presento el video 1A…¿Pero por qué 1A y no 2? Porque es la secuela del primer video que les compartí hace unas semanas. En este le incluyo las razones educativas por las que comencé a hacer homeschooling. Hay más razones educativas, pero por ahora les hablo de estas que fueron las más importantes cuando comencé esta aventura.

 

He recibido comentarios muy positivos sobre el primer video y se los agradezco mucho. Mi intención es orientarlos sobre qué es el homeschooling desde la perspectiva de alguien que educa a sus hijos desde hace casi 7 años. Sé que hay muchas preguntas, dudas e ideas erróneas sobre lo que es y sobre lo que no es.

 

Con mucha alegría y emoción les anuncio que estilofamiliar, mi canal de videos, es parte de la red MiTu. Recientemente comencé con ellos y estoy estrenando con este video. Los invito a disfrutarlo mientras se toman una tacita de café.

 

 

Me dejan saber qué les pareció.