3 conceptos para planificar un homeschooling exitoso

Homeschooling 101 3 Ideas para un homeschooling exitoso

Estamos estrenando año y hay algo en esto de pasar de un año a otro que nos hace tener esperanzas de mejorar varios aspectos de nuestra vida. Es gracioso porque sólo pasó otro día más, como ocurre cada 24 horas, pero la energía de renovación es increíble. En mi caso me ayuda a poner en perspectiva y contexto el avance de mis hijos en su homeschooling. La anticipación de un año nuevo, sea año calendario o año escolar, me es razón para querer planificar un homeschooling exitoso.

Esta planificación no se trata de escoger un currículo nuevo, establecer nuevas rutinas, añadir libros ni planificar cuántas lecciones por día para terminar el libro a fin de año. No. Es el momento que aprovecho para examinar cómo estamos de ánimo, qué nos impidió avanzar, pensar cómo motivarlos, qué los ayudaría a mejorar el ambiente, la concentración y el interés. Pienso en sus logros personales y académicos, pero también en cómo ajustarles los tornillos y tuercas. Le doy vuelta al asunto y me doy cuenta de cuánto depende de mí su avance. Sí, porque gran parte del éxito del homeschooling está sobre nuestros hombros aunque no nos demos cuenta. Somos quienes establecemos e influenciamos el ambiente, el ritmo, el ánimo y la dedicación en la escuela en el hogar. Si algo he aprendido en estos años de homeschooling es que mis acciones y ánimo dictan las actitudes de mis hijos grandemente.

Tres cosas que he aprendido a fuerza de la experiencia

 

Homeschooling 101 3 Ideas para un homeschooling exitoso Concentrarme en el homeschooling

 

Los semestres escolares que mejor hemos estado son los que les he dedicado el 100% de mi atención a estar presente durante las horas de escuela. Parecerá lógico, pero no lo es necesariamente. Cuando son pequeños, digamos de edad preescolar hasta segundo grado, es inminente que estemos con ellos dirigiendo el curso de su escuela constantemente. Pero mientras van creciendo se van haciendo más independientes y tenemos más tiempo para hacer otras cosas mientras ellos trabajan por su cuenta. Esto es excelente porque ¿cuántas cosas no tenemos pendientes como amas de casa? Super excelente, pero puede convertirse en un distractor al que le des prioridad y afecte el avance y ambiente del homeschooling.

Por ejemplo, saben que trabajo como escritora independiente desde casa y aprovecho para escribir mientras ellos trabajan tareas independientes. La idea es poder avanzar un poco alguna idea, contestar emails, contestar preguntas de mis lectores, etc. en ese espacio de tiempo en el que los nenes no me necesitan directamente. Como cada vez están más independientes, me he visto en la tentación de querer trabajar más concentrada en mis cosas durante las horas de homeschooling y, por ejemplo, decirles que tienen que esperar un ratito en lo que termino para contestarles una pregunta que tienen de su trabajo. ¡Hello Mayra! ¡Estas son horas de atender el trabajo de la escuela, no de tu trabajo de escritora! Lo he hecho, me confieso, y he visto cómo esto afecta la concentración, el ánimo y el deseo de mis hijos. Vienen concentraditos a preguntarme algo y la espera los saca de enfoque y hasta se olvidan qué necesitaban. Error Mayra Rodríguez. Concentrate y evítalo. Los momentos de enseñanza, de preguntas y dudas no se deben desperdiciar porque es cuando están alertas y abiertos a aprender. Si se desperdician, pueden ir disminuyendo y menguando.

Igual nos puede distraer el cocinar, lavar ropa, pagar deudas, etc. ¡Oye y ver TV o estar pegados en Facebook a esas horas ni lo pienses! No que no lo podamos hacer, creo en la flexibilidad. Pero debemos establecer que las horas de enseñanza, son para que nuestra concentración esté con ellos. Eso hace una diferencia del cielo a la tierra y abre puertas para que nos hagan muchas preguntas y entablar conversaciones increíbles con nuestros hijos. Si decidimos hacer homeschooling, nuestro trabajo en la casa y nuestra profesión pueden esperar. Es algo que me tengo que recordar constantemente.

 

Homeschooling 101 3 Ideas para un homeschooling exitoso Se consistente

 

Ser consistentes en mantener nuestros sistemas, rutinas y seguimientos es clave. La consistencia les da dirección a la vida de nuestros hijos, saben qué se espera y qué hacer para cumplir con sus trabajo. Establecer una rutina diaria es clave por más o menos flexible que sea. A nosotros nos funciona seguirla y ser basantes consistentes. Cuando no lo somos, comenzamos a fallar y a desanimarnos. Ellos lo aprenden de nosotros y por eso hay que modelarlo correctamente. No hablo de ser estrictos a nivel de dictadores, sino a ser suficientemente constantes con nuestros métodos para lograr avance, balance y seguridad.

La rutina y el horario diario que seleccionemos es una guía que les dirige el día. Trato de mantenerla intacta, aunque somos flexibles aquí y allá. Cuando nos salimos del orden diario es por una razón válida y no por ser desorganizados y vagos. Otra manera de consistencia, por ejemplo, es aprender a terminar las tareas completas, hacer el trabajo bien hecho, cumplir ciertas tareas antes de hacer otras, etc. De nuestra parte puede ser el verificarles el trabajo cuando lo terminen y discutirlo con ellos, sentarnos a leerles, tener los materiales que necesitan, prepararnos de antemano, llegar temprano, ser puntuales, etc. Cuando no he sido consistente, ellos tampoco lo han sido y se han recostado de eso para no ser diligentes en su trabajo. Ser consistentes da como resultado disciplina, responsabilidad, avance, organización y estabilidad. Todo lo que queremos que sean nuestros hijos ¿verdad?

 

Homeschooling 101 3 Ideas para un homeschooling exitoso Vivir una vida simple y sencilla

 

La simplicidad y sencillez de vida lo he aprendido en estos últimos años a fuerza de cantazos (golpes) de la experiencia. No me refiero a que estuviera llevado una vida de opulencia y riquezas materiales. Para nada, nunca ha sido así. En simpleza y sencillez de rutina, exigencias y estilo de vida. O sea, vivir relajados, disfrutar el momento, darle espacio a ser espontáneos, disfrutar experiencias que llenen a mi familia, no llenar el itinerario como 20K tareas y actividades, reirnos, monear y bailar en la sala, ser familia sin que las exigencias de afuera dicten tu ambiente familiar. He sabido ser todo lo contrario a estar lista: estar en estrés, estar tan ocupada uqe no disfruto del momento ni soy espontánea ni darle tiempo a disfrutar de la familia, he sabido tener una lista interminable de tareas por cumplir, no gozar ni reir y dejar que lo de afuera afecte a mi familita. ¿Qué gané con eso? Absolutamente nada. Perdí completamente.

¿Qué gano con vivir una vida simple y sencilla? Pues gano todo. Un ambiente familiar relajado y de confianza abierto a crear memorias cada día y disfrutarnos el uno al otro. ¿Cómo ayuda al homeschooling? Pues lo ayuda completamente porque la educación en casa trabaja en torno a nuestra vida familiar. Es un sistema que depende de nuestras relaciones, disposición y apoyo. Mientras más sencillos y simples en nuestra manera de actuar y pensar, más integración, estabilidad y confianza lograremos. Esto es super importante en el trabajo escolar y, por ende, en el desempeño de nuestros hijos.

Como madre homeschooler, cuando me nutro diariamente para enfocarme e implemento intencionalmente estas tres ideas, el éxito de nuestro homeschooling es inevitable porque les proveo un ambiente propicio para que crezcan, maduren y se desarrollen en todas las áreas. Tenemos mucho que darle a nuestros hijos cuando le damos el regalo de una mamá disponible, consistente y con la actitud adecuada. Planifiquemos un buen ambiente de homeschooling para este año.

¿Cómo lograr un homeschooling planificado y saludable?

Links de afiliados que serán del provecho de tu familia: 

 

 

Homeschool Buyers Co-op

Vistiéndose del Espíritu: un devocional para mamás ocupadas

Vistiéndose del Espíritu Lista para colgar mi capa de super mujer

¿Cuántas de nosotras vivimos vidas llenas de actividades y responsabilidades? ¿Cuántas tenemos la agenda llena entre el trabajo, el itinerario de los hijos, actividades extracurriculares y las tareas del hogar? ¿Cuántas luchan con mantener un balance, marcar todas las cosas que tienen en la listas de pendientes y tener suficientes horas de sueño? ¡Alzo la mano y soy culpable de todas! Aquí les comparto mi reseña sobre Vistiéndose del Espíritu y, más que eso, les abro mi corazón sobre cómo establezco mis prioridades.

Vivimos en una época donde todo se ha convertido en una actividad más para añadir a nuestra lista. Aunque trabajo desde casa, siento cómo desde las 5 am hasta las 10 pm tengo mil cosas por hacer y cumplir. El colmo es que soy de estas personas tipo A: me  levanto al amanecer de Dios, planifico la semana, escribo mis metas del día y voy cumpliéndolas según pasan las horas. Es la única manera de mantener todo bajo control porque se suman mis cosas, con las cosas de mis nenes, con las cosas que mi esposo necesita ayuda y las cosas que la casa me grita a los cuatro vientos que faltan por hacer. Para mis adentros pienso: “Mi listita y yo podemos hacerlo. ¡Claro que sí!” Pero, ¿saben qué? ¡NO! Mis “super poderes” de madre y mujer no lo pueden todo. Cuando me creo que soy la más fuerte, la más lista, la más organizada, la más “yo puedo por mí misma” es cuando más agotada, desconcentrada y nublada de mente estoy. Me enfoco en cumplir con las actividades y me vuelvo una máquina de producción que a veces pasa por alto el pararse y tomar tiempo para disfrutar las relaciones humanas, ser espontánea y darme a los demás. Me absorbo y no disfruto el camino. ¿De qué vale entonces? Mejor me quito la capa de super mamá.

Vistiéndose del Espíritu super poderes

No hay nada malo es ser organizada, hacer listas ni en estar ocupadas. Eso está bien. Si leen Proverbios 31 se darán cuenta que Dios hizo a las mujeres con habilidades multi tareas para lidiar con el diario vivir. Pero la clave es que esa mujer Dios la llama virtuosa o ejemplar, no por todo lo que alcanza hacer, sino porque todo lo hace poniendo a Dios primero en su vida y tomando sus fuerzas de El. Ella logra todo en balance porque su enfoque de vida es Dios y luego todo lo demás y se deja dirigir. Esto es contrario a las ideas humanistas que permean en nuestra sociedad, pero es bien real. El problema es mantener el enfoque en esto en todo momento porque hay muchas cosas que nos distraen: internas y externas. ¿Verdad que sí?

Vistiéndose del Espíritu portada

Kathie Hornor, autora del devocional Vistiéndose del Espíritu, nos da la clave para mantenernos enfocados en Dios y dejar a un lado el uniforme de super madre y mujer: nutriendo nuestro espíritu diariamente pasando tiempo a solas cos Dios. No crean que pasar tiempo con Dios es un acto místico de prender velas y transportarse a otra dimensión, es simplemente pasar unos minutos, o el tiempo que quieras, estudiando la Biblia, entendiendo el mensaje según el contexto y pedirle a Dios que nos ayude a aplicar estas verdades y preceptos a nuestra vida cotidiana. Kathie nos trae este devocional que es para mujeres ocupadas como tu y como yo porque ella sabe que no tenemos mucho tiempo. Es un devocional que incluye un mes de estudios que puedes completar en tan sólo 10 minutos cada día. Durante este mes estarás estudiando los frutos del Espíritu: amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre y templanza. Verás cómo através de toda la Biblia se habla de cómo puedes obtener estos frutos que llenan a plenitud tu vida porque provienen de la fuente de ellos: Dios.

Yo bajé e imprimí la copia del devocional y del cuaderno de trabajo que lo acompaña y cada día saco mi ratito para hacerlo en la mañana, antes que todos se levanten. A mí me funciona así. Puedes hacerlo cuando más te convenga: desayunando, mientras esperas que los niños terminen su práctica de pelota, cuando estén tomando siesta o por la noche cuando todos se hayan dormido. Aunque tengas mil cosas, sé que puedes sacar un ratito para esto. ¡Hey! Si podemos pasar tiempo en Facebook, podemos sacar tiempo para esto. ¡Ja, ja! Te darás cuenta de cómo se llena tu vida del enfoque correcto y se disminuyen los ruidos externos que nos desconcentran de lo que realmente vale la pena y tiene significado en el propósito de nuestra vida.

Le comentaba a Kathie Honor, la autora, que desde el mismo prefacio era como si estuviera describiéndo en mi lucha por mantener el balance de mi vida por mis propias fuerzas y el que sé que mis propias fuerzas no me llevan muy lejos. El devocional me llegó cuando más lo necesitaba y me ha ayudado a callar los ruidos externos e internos en mi cabeza y reemplazarlos con el amor, gozo, paz, paciencia….etc. todavía lo estoy completando y te recomiendo que lo hagas también.

Puedes conseguirlo aquí en español o en inglés.

Putting on the Spirit Vistiendose del Espíritu disponible

Español:

Inglés:

Este estudio de los frutos del Espíritu te retará a examinarte  a la luz de la Biblia y te dará algo para aplicar a tu vida diariamente. ¡Lo que todas necesitamos! Katie Hornor es una esposa misionera y madre homeschooler que se dedica a escribir y dar conferencias sobre el homeschooling, matrimonio, ser madres y la vida en el ministerio. Puedes conocer más sobre ella aquí.

Gracias Katie por tan lindo obsequio del devocional que llegó en el momento que más lo necesitaba.

 

 

El oasis de ideas de TedXOC 2013 #Tedxoc

TEDXOC 2013 LOGO

Foto cortesía de www.theorphanedearring.com

El sábado pasado tuve la dicha de ser invitada a TedxOC 2013 que tenía como tema Beautiful Minds (Mentes bonitas) en el Segerstrom Center for the Arts en Costa Mesa, CA.  He visto videos online de varias de las pasadas conferencias TED y siempre había deseado ir a una….¡Se me dio! 

Aunque no pude ir el primer día, sí me disfruté a cabalidad el segundo. Es tan refrescante sacar un día completo para llenarse de ideas inteligentes y soluciones sabias sobre diferentes temas de nuestra sociedad. Bañarse de conocimiento, conocer temas nuevos, entender la posición de otros, ver cómo situaciones se han arreglado, analizar cómo solucionar problemas que parece que no tienen fin y deleitarse del arte, de la música, de la poesía y el talento de otros. Esa es la clase de eventos que disfruto.

 

TEDXOC 2013 BANNER

 

Ultimamente he andado preocupada y analizando: “¿A dónde vamos como sociedad?” Todo esto basándome en las interacciones y boberías que veo que se discuten en Facebook. Y saben que uso Facebook todos los días y también publico mis cosas…no es nada en contra de Facebook. Mi cuestión con esto es que si los estatus de Facebook reflejan la profundidad de las personas de esta sociedad….¡me da terror el futuro! Sé que muchos son comentarios hechos en momentos de descansos en la casa y se dice lo que se tenga en la mente…pero ¿cuántas de esas cosas son provechosas y profundas? Quizás el 5% de lo que leemos en Facebook vs. el tiempo que pasamos leyéndolo.  Pero pensando bien…hay muchos que publican cada 5 minutos en las horas que se supone que estén en el trabajo.  No sé. Tengo muchos pensamientos encontrados. Sólo estoy pensando en voz alta. Voy a tener que analizar este asunto y apuntarme para exponerlo en el TedxOC 2014.

En fin y al cabo, lo que les quiero decir es que veo un aumento de dejadez de pensamiento en la población en general que me preocupa. Veo muchas ideas buenas, pero también veo mucha vagancia de pensamiento…creo que eso es lo que veo. Todo está al alcance y es tanto que es más fácil leer un resumen que leerlo completo. Es más fácil enterarse de una noticia leyendo el título de miles de estatus de Facebook que abrir el link del periódico y leer el artículo completo. Hay muucha información disponible, pero ¿la estamos leyendo? ¿Nos estamos enterando de primera mano? ¿Nos estamos educando y haciendo que la materia gris se desarrolle en nuestro cerebros? ¿Estamos sacando tiempo para pensar, cultivar ideas e inventar?

TEDXOC 2013 POSTER FIRMADO

Posters de TedxOC para mis hijos.

Definitivamente ir a TedxOC fue un oasis dentro de un desierto de ideas y pensamientos. Me devuelve la tranquilidad y la esperanza. Y no que yo sea la más intelectual de los medios sociales. No. Eso no es verdad. Pero tengo dos piojitos que van creciendo e imitando lo que nosotros hacemos y no me gusta gustaría que se convirtieran en cabecitas superficiales y no pensantes. Tengo que estar alerta de estas tendencias y ofrecerles un ambiente lleno de retos, experiencias, pensamientos, riqueza de recursos y de juego. Sí, de juego, de diversión, de naturaleza. Las cosas que Dios nos dio para desarrollarnos normalmente y crecer como personas. ¿Cuántos disfrutan de su día sin un aparato electrónico? ….incluyéndome.

Me dijeron que el viernes me perdí de una presentación espectacular por Adora Svitak, una niña que estudia en casa (sí homeschooler) que desde bien pequeña ha estado escribiendo, ya es autora de libros, a sus 12 años organizó un Tedx y es educadora. En cuanto consiga el video se los comparto. Pero sí pude ver la presentación de piano y poesía de su hermana Adrianna Svitak.

Los dejo con los videos e imágenes de dos de los momentos que más me gustaron de TedxOC. Claro, no pude añadir todos, pero una muestra de  la dinámica de Tedx para inspirarlos a asistir a uno o verlos en línea.

TedxOC Leya Aronoff Autismo

El autista y los cumpleaños. Dale click a la foto para ver el video.


En este video Leya Aronoff nos adentra a la experiencia de cómo un niño autista percibe la experiencia de un cumpleaños. Es impresionante cómo entendí sus sentimientos y pude comprender que es una sobre carga de estímulos que los saca de control por no poder procesarlos correctamente. Leya, fue una paciente de autismo…..lo bueno es decirles FUE …porque con un tratamiento de terapias de enriquecimiento sensorial, que la ayudó a conquistar las barreras que no la dejaban avanzar. Hoy en día, Leya expresa y difunde la experiencia de autista mediante la poesía. Actualmente tiene 17 años y aspira ir a la universidad a estudiar ciencias neurológicas para ayudar a encontrar las respuestas de porqué el autismo está en aumento, porqué el enriquecimiento sensorial la ayudó y cómo pude ayudar a otros niños. Esta fue la presentación que más me tocó, porque desde este foro de Estilo Familiar y del homeschooling, he visto cómo muchas familias le ha tocado batallar con esta condición. Leya y su padre, Eyal, sugieren buscar sobre las terapias de enriquecimiento sensorial aquí: Mendability.com Aquí abajo les comparto otro video de Leya.

 

TedxOC Leya Aronoff Autism

Dale click para ver el video sobre su valor.

 

TedxOC Kary Mullis

Foto: www.karymullis.com

La otra presentación que fue ENCANTADORA, sencilla y graciosa fue la la del Dr. Kary Mullis. Esta foto muestra su espíritu simple, sencillo y con los pies en la tierra, aunque aquí los tiene en el escritorio, de un científico que ganó un premio nóbel en 1993 por inventar la reacción en cadena del plymerase (PCR)….y no me pregunten qué es eso. Suena difícil y por eso tiene el premio nóbel. Su relato me tuvo en el borde de la silla y con una sonrisa de oreja a oreja en los más de 20 minutos de su presentación….sí se pasó del tiempo estipulado, pero nadie quería que se fuera y terminara. ¿Su relato? Cómo a los 13 años comenzó su carrera científica construyendo un cohete que llevó adentro un sapito rodeado de químicos peligrosos y explosivos que le dieron éxito y el sonido exacto del despegue del cohete que  siempre había querido. Fue un recorrido por la mente de un niño que experimentaba y aprendía conceptos grandes y profundos. Super gracioso. Unía lo cotidiano, comunitario y familiar con lo científico. ¡Excelente! Ahhh….y el sapito sobrevivió.

TedxOC 2013 oscar-gonzalez-mayra-rodriguez

Con Oscar de www.notagrouch.com

Estos y muchos más relatos hacen de TedxOC una experiencia única e inspiradora. El año que viene no me pierdo ni un día de este magnífico evento. Fue bonito encontrame con amistades de los medios sociales como Carla de Notas de Mamá, Alma de Fieldtrip Mom, Natalia de Comiendo en LA, Lala de #LatinaGeeks, Denisse de The Orphaned Earring, Jacqueline de Amigapreneur, y por fin conocer en vivo y a todo color a Oscar de Not a Grouch. El fue quien me ayudó a mudar el blog de plataforma mediante Real Free Website. Gracias Gigga Savvy por darme el placer y gusto de disfrutar de este evento que me inspira a crecer como persona, como mamá, como maestra y ciudadana.

La encrucijada de ser madre

Este verano me ha dado duro lo de ser madre ¡Ufff! El tirijala de disciplinar, guiar y regañar combinado con el “darle hilo” de libertad para que vuelen al aire como chiringas. Es igualito a cuando volamos una chiringa: la subimos poco a poco, corregimos su curso y soltamos hilo cuando vemos que se está moviendo con control y sabe deslizarse en el aire frente a los cambios del viento.
¡Wow! Soy madre hace casi 11 años. Mirando atrás veo que han sido días de sentimientos encontrados: mucha felicidad y preocupación a la vez; días suaves y días super ocupados; momentos de mucha risa y otros empañados en regaños; días de pura obediencia y días retantes de desobediencia…Cada día trae su afán, como dice la Biblia, y cada instante nos trae el reto de tomar decisiones responsables por el bien y la disciplina de ellos. Una vez la llegada de tus hijos te viste de madre, nunca más te quitas esa vestimenta. Ese rol no descansa. Está “on call” 24/7, día, noches y fines de semana…ilimitado como los planes de los celulares. Y aún se activa en nuestros sueños.
A cada rato disfruto de ver las fotos y videos de los nenes cuando chiquitos. Recuerdo qué estábamos haciendo en ese instante y hasta cómo me sentía exactamente. A veces estábamos disfrutando de lo lindo, pero a veces acababa de regañarlos. ¡Ja, ja! Me los disfruté a plenitud, pero a veces me entra el remordimiento de que quizás no los disfruté al 100% como debía por estar pendiente a cosas secundarias como la limpieza, la super organización, las diligencias o por ‘mis cosas, ‘mi tiempo’. Y entiendo que estas cosas son importantes también para ellos y para mí…y ahí es que entramos en la encrucijada. Nos enfrentamos al revolú mental cuando lo secundario se convierte en lo importante y nos roba la concentración de estar presente mentalmente y disfrutar a plenitud de nuestros hijos. Porque puedo estar ahí  y no estarlo al mismo tiempo.
He resuelto que los 10-15 años que le quedan a mis hijos en mi casa, los voy a disfrutar a plenitud. Me voy sacar una nube de egoísmo y desconcentración que me rodea la cabeza. La balanza de la prioridad debe estar más de su lado que del mio. Es su tiempo y es mi tiempo de darle lo mejor de mí para que tengan las herramientas necesarias para que salgan adelante, conozcan a Dios y que sean hombres bien encaminados. Más tarde tendré tiempo de sobra para disfrutar de mi nido que estará abierto esperando que mis pajaritos adultos visiten y lo llenen de amor con su presencia, nuevas vivencias y hasta con sus familias.
¿Por qué aferrarme al YO, YO y YO ahora? Dios me los regaló cruditos como los pajaritos que necesitan el cuidado, protección, alimentación para luego darle alas y volar. Ese es mi ahora, mi realidad suprema y sentido de vida. Mi verdadero éxito como mujer es ser una madre concentrada en las necesidades de ellos, involucrada y presente en sus vidas. Si tuviera que ponerlo en fórmula sería 75% ellos ; 25 % yo. Ese porcentaje es suficiente para dedicarme tiempo, para desarrollarme, cuidar mi vida espiritual, recargarme, compartir y estar lista para darle mi 100%.
Estas matemáticas de ser madre parecieran no hacer sentido, pero es que ellas no contabilizan el aspecto emocional: los abracitos en la mañana, el olorcito en el cuellito, el arroparnos los cuatro en mi cama, el constante “te quiero” de Lucas, el “eres la mejor que cocina” de Pablo y el disfrutar con tan sólo mirarlos.
25% para leer, estudiar, escribir, trabajar, salir, socializar, ver Rehab Addict los jueves, compartir, estar solita aunque sea 1/2 hora y cuidarme son suficientes para recargarme y estar lista para darles el restante 75% a mis hijos que a cambio me devuelven 100% de satisfacción física, mental y emocional. Me llenan de orgullo, de alegría, me hacen ser más madura, profesional y dedicada que todo lo demás que hago.
¿Se fijan? Esto es una encrucijada de emociones que al fin y al cabo nos dirigen al camino correcto de darle prioridad a nuestros hijos y familia. Esto erradica toda lucha mental de poder, vanagloria y vanidades. Nuestros hijos nos hacen mantener los pies en la tierra para que cultivemos sus corazoncitos y vida.
¿Te pasa esto de vez en cuando? 
¡No quiero parecer la única loquita!  
¿Qué haces para ajustar tus prioridades? 
Cuéntanos y compartamos ideas.

 

Cuando me canso del homeschooling… ¡ la quemazón !

  Quemazon o burnout del homeschooling razones y soluciones

¿Les conté que de vez en cuando me canso del homeschooling? “Cómo va a ser Mayra? ¿Tú?”…se preguntarán. Pues me da la quemazón. ¿No les pasa? Hay muchas razones para el “burnout”, pero también hay muchas soluciones para prevenirlo eliminarlo.

Es que llega un momento del semestre que me pongo imposible…ni yo misma me aguanto. Todo me da coraje (molestia en puertorriqueño), no quiero ver los libros. ¿Dar clase? ahhhh no quiero…traten de decifrarlo ustedes mismos son los pensamientos maquiavélicos que brotan en mi mente. Empiezo a posponer clases, a darlas a mitad…eso lo hacemos después“…”trabajen el material que pueden hacer independientemente… Además de esa actitud mental, se me quitan las ganas de cocinar, de limpiar, de recoger, organizar, hacer dilencias…..¡DE TODO! Lo único que quiero hacer es coser, hacer manualidades, salir a pasear o estar por mi cuenta. Es que llega el punto en que ¡me canso del homeschooling!

Es ahí cuando me doy cuenta que estoy en lo último de mi paciencia a punto de explotar. Y es que en  realidad no me cansé del concepto del homeschooling, sino que física y mentalmente me cansé del homeschooling. ¿Me siguen? Son dos cosas diferentes. Les explico, lo que pasa es que en el TERMÓMETRO DE LA FAMILIA HOMESCHOOLER  llegué al máximo…al límite que llamamos QUEMAZÓN (burnout para los americanos) donde ya no aguantamos más y no tenemos ni una gota más de energía para seguir. Este termómetro me lo acabo de inventar y debo correr a patentizarlo. ¡Ja, ja!

Quemazon-burnout-homeschooling-termometro-de-la-familia-homeschooler Cómo prevenirlo y eliminarlo

Esto es un proceso normal de la vida del homeschooler que podemos prevenir, pero que muchas veces no lo hacemos…me confieso. No lo hago, por terca o porque no me percato. ¿De qué me habrán servido tantos años  de homeschooling entonces? No sé, pero eso no importa ahora. ¡Ja, ja!

Me pongo super irritada y cuidado si se meten conmigo que puedo morder. Si me vieran, no me reconocerían. ¡Qué vergüenza! Yo creo que los nenes se van a estudiar solitos para evitar encontronazos con esta chatita. ¡Pobrecitos! Ellos, al igual que yo, sienten esa quemazón a su manera por el cansancio del estudio diario, las actividades extracurriculares, la rutina, las exigencias… Me piden cortar material, se quedan espaciados mirando para la pared cuando se supone que estén leyendo, sumar 1 + 1 se les hace difícil como si fuera trigonometría. Sus mentencitas también se cansan. Con el tiempo uno va aprendiendo a reconocer los “síntomas iniciales de la quemazón” y va haciendo los ajustes necesarios para que no llegue a la medida de ¡Sálvese quien pueda!

¿Saben qué hago para remediar eso? Tomamos un descanso del homeschooling. Salimos a un museo, nos vamos a explorar al bosque, pasar la mañana juntos leyendo acurrucaditos en la cama, trabajamos en proyectos diferentes, dibujamos, hacemos manualidades, etc. Nos robamos uno o dos días para hacer cosas diferentes, libres, fuera de la rutina. Hacemos diligencias, nos vamos a tomar un café y si nos encontramos un parque, paramos y jugamos.

Actividades-familiares-quemazon-del-homeschooling-burnout

¿Que si me siento culpable por eso? No. Eso es lo bueno del homeschooling, que nos da la libertad de hacer nuestro propio horario y tomar descansos cuando lo necesitemos sin retrasarnos. Sí tenemos metas, sí tenemos estructura y, al menos en mi casa, hay una rutina diaria a seguir y tareas por cumplir. Y yo soy de las que organizo todo en listas y ellos no se han escapado de ellas. Pero cuando hay que parar para tomar un respiro, lo hacemos con toda tranquilidad y naturalidad. Eso nos refresca las mentes, cada cual hace lo que quiera en su tiempo, nos reconectamos y volvemos fresquecitos y con mejores ánimos…hasta que se asomen los síntomas de la quemazón nuevamente.

Espera que estoy preparando un artículo sobre consejitos para lidiar con la quemazón. Mientras tanto cuéntame qué haces para lidiar con la quemazón en tu hogar. Me encantaría usar y citar tus ideas para el artículo.

¿Cuál es tu estilo de quemazón?