Deportes: Enseñanzas de vida mientras montan su Malla de bateo Sock It! Rukket

Adolescente bateando bola usando malla de bateo Rukket

La semana pasada nos fuimos todos a la práctica de pelota de los nenes para ayudarlos a probar la Malla de Bateo Sock it! que Rukket.com les obsequió a cambio darle nuestro parecer. Los amigos de Rukket no saben ‘la pela’ que estos nenes le van a dar a esa malla porque ellos se han auto impuesto una disciplina deportiva diaria ardua sea asistiendo a las prácticas de los traveling teams o a las prácticas con mi entrenador favorito, mi esposo. 😉

Pablo armando malla de bateo para pelota beisbol Rukket

Como buena madre tipo A que soy (¡Ja, ja!) llegué y le saqué de la caja todas las partes incluidas y se las puse sobre la grama organizaditas. Pensé que por lo grande que es la malla, incluiría más cosas y que sería pesada, pero todo el paquete es bien fácil de manejar porque sus componentes son livianos. Cuando me iba a poner a armarlo, Pablo me dice: “No mami, no te preocupes que nosotros sabemos armarla porque siempre nos toca hacerlo en las prácticas del equipo.” Pues me senté bajo la sombra de un pino y me puse a ver cómo la armaban mientras pensaba en que mis nenes ya están hechos unos adolescentes grandes que han adquirido mucha disciplina e independencia. Ya no necesitan  de mí como antes y se encargan de sus asuntos.

Armando la malla de bateo beisbol Rukket Sock It!

Las instrucciones que incluye el paquete son bien claras y gráficas, pero les digo que ellos ni las usaron porque ya tienen experiencia con otras mallas de bateo. Así que usaron su lógica y los dos, casi sin hablarse, comenzaron a unir las partes. Estos niños se comunican hasta por miradas y señas. ¡Increíble!  ¡Ja, ja! El béisbol les ha dado la oportunidad de aprender lo que es el compañerismo en equipo. He observado cómo apoyan a sus compañeros, los animan, los celebran y cuentan con ellos para ganar los juegos activando las fortalezas de cada uno. Fuera y dentro del parque de pelota son compañeros y disfrutan de su amistad y de las diferencias personales de cada uno. No se fijan en diferencias culturales, de tamaño, acentos ni de sus personalidades. Se llevan bien y se apoyan.

Montando la malla adolescente Pelota Beisbol Rukket

Montar la malla de bateo no es nada complicado, me parece que le tomó unos 5-10 minutos y yo no tuve nada que ver en eso. Luego que unieron los tubos de la base, insertaron las varas flexibles por los los bolsillos que tiene la tela del borde exterior de la malla, aseguraron los bordes y ya. 

Pablo bateando Malla de bateo Rukket
¡Ahora a jugar! Cada uno tomó turnos para batear mientras el otro le tiraba la bola. El trabajar en equipo requiere paciencia, equidad, ayudar al otro y tratar al otro como quiera que te traten a ti. Porque si quieres que te den oportunidad para 20 tiradas, pues tienes que estar dispuesto a hacerle 20 tiradas a tus compañeros. Eso es lindo porque desarrolla paciencia y justicia hasta en el chico más impaciente del planeta. El deporte fomenta las buenas actitudes y da la oportunidad de madurar y auto corregirse.

Lucas bateando Malla de bateo pelota Rukket
Miren cómo la malla recoge las bolas y no las deja escapar. De esta manera ellos pueden practicar el bateo con fuerza sin tener que preocuparse por tener que recogerlas por todo el parque cuando terminen de practicar. El beneficio es que ellos pueden practicar bateo tanto en el parque como en cualquier espacio más reducido que tengan disponible. Me maravillo de lo mucho que han mejorado sus habilidades de bateo y del béisbol en general. Esto ha sido por el compromiso que ellos mismos han hecho con el deporte porque les encanta y lo disfrutan. Ser buenos en un deporte requiere habilidad, compromiso y disciplina diaria. ¡Yo no sé lo que es porque nunca jugué deportes! He aprendido con ellos que cada día hay que dedicarle tiempo, hay que repasar las buenas técnicas y corregir los errores.

Recoger bolas de pelota malla beisbol Rukket

Mi esposo rápido se dio cuenta de que la Malla de bateo Rukket es mucho más fuerte que la que habían usado hasta el momento que es más costosa que ésta. Fue fácil de montar y tiene un bulto para guardar sus partes y transportarla lo que me gusta para mantener la mini van en orden. Al terminar de practicar, simplemente desmontaron las partes, las colocaron dentro del bulto y la pusieron en el baúl del carro. ¡Ya no tengo bebés! Estos nenes ya son autosuficientes y han creado disciplina y se defienden muy bien por cuenta propia. Su disciplina deportiva me deja con la boca abierta porque a mí no salieron en eso que para hacer ejercicios tengo que rogarme a mí misma y lo hago por 1 semana y la otra no. ¡De verdad que los admiro! Salen de uno, pero van creando su propio mundo y, por lo que veo, mucho más disciplinado que el mío.

Malla de bateo Rukket

La Malla de Bateo Suck It! de Rukket nos pareció muy apropiada para todos aquellos niños y jovencitos atletas que estén interesados en perfeccionar sus técnicas. Es liviana, pero fuerte y resistente al golpe de las bolas al ser bateadas. Es una buena herramienta de práctica y les da la libertad de hacerlo tanto en el parque como en el parque. Pueden conseguirla en Amazon o a través de Rukket.com. Síguelos en las redes sociales: Instagram, Facebook y Twitter.

Días de béisbol con la Kia Sedona

Paseando al parque de pelota y a la montaña Big Bear con Kia Sedona #DriveKia #RoadTripEF

Esta aventurita deportiva la hicimos en colaboración con Kia y Drive Shop, pero todo el cuento es mío 100%.

Esta vez empiezo con la conclusión: Cuando uno tiene una familia activa, hijos deportistas y abuelos que visitan, lo conveniente es tener una mini van. Siempre he sido fanática de las mini vans, no como otras madres que sienten que guiar una mini van no es “cool“. Eso es lo que guio y seguiré guiando porque para mí es cool el que quepa todo el equipo de pelota de los nenes en el baúl, es cool tener espacio para los abuelos cuando vienen a visitar, es cool llevar  a la ganga de amiguitos de aquí para allá cuando salen de la práctica y es cool tener espacio extra para los motetes cuando nos vamos de paseo. Hoy les muestro nuestra aventura en la Kia Sedona SX-L.

Mis hijos peloteros con su equipo de pelota listos para jugar en Kia Sedona

Estos dos peloteros mantienen nuestras tardes llenas de actividades. Diría que casi todas las tardes, sino todas, cada uno tiene práctica de sus respectivos equipos y tienen que llevar con ellos este super bulto con todos los tereques que requiere el deporte: bates, bolas, casco, guante, guantillas y protectores.

De campeonato de pelota con mis hijos peloteros en Kia Sedona #DriveKia

Cuando tienen torneo de pelota, pasamos el fin de semana completo metidos en el parque. Mi esposo por lo general se encarga de esta parte de la crianza de nuestros hijos. Les confieso que hay días que aprovecho y me quedo en casa solita, claro trabajando u organizando la agenda del homeschooling. Pero muchas veces, me toca encargarme de llevarlos, especialmente cuando compiten en parques diferentes. Los ayudo a prepararse, ponerse bloqueador solar y cumplir con llevarlos 1 hora antes para que calienten. Mientras…en ciudad Gótica…yo aprovecho para leer o ponerme al día con los emails y los medios sociales. ¡Mami se copió! Yo más bien creía que tenía un RV en vez de una mini van y me recliné, abrí el techo corredizo electrónico y subí mis piernas. ¡Ja, ja! Nos esperaba un día largo de juegos. Más vale descansar la espalda porque lo que espera son los bancos sin espaldar en el parque.

Espacioso baul o cajuela de la Kia Sedona para guardar equipaje #DriveKia

A la hora de guardar, Manuel apretaba el botoncito en el control para abrir automáticamente la puerta trasera inteligente. Un alivio cuando se tienen las manos cargadas como estos tres beisbolistas. Igual las puertas de los lados se deslizan automáticamente con el toquecito de un botón y desde lejos para que los nenes compitan quién va a montarse primero. ¡Ja ja! Eso no falla.

Lo que más le gustó a mis hijos de la Kia Sedona #DriveKia

Hablando con mis hijos, me comentaron que lo más que les gustó de la Kia fue:

  • Los asientos estilo lounge de primera clase en la segunda fila. Pero es que por supuesto que les gustaron. Es que estos asientos están tan cómodos que por eso me fui atrás a recostarme. Puedes reclinarlos y subir la plataforma de los pies. Perfecto para ir cómodo y darse una dormidita. 

  • El techo corredizo doble, alfrente y atrás. Muy conveniente para disfrutar del sol, del fresco y del paisaje.

  • El área de meriendas…como ellos le llaman, donde pueden colocar las botellas y los paquetitos de las meriendas en la tecera fila.

Nuestra experiencia con la Kia Sedona fue excelente. Les confieso que quedé super impresionada con la calidad de los interiores, la tecnología, la automatización y el espacio que ofrece. La mini van se siente super liviana al guiarla y esto es bueno cuando se viaja en carretera y se lleva mucha gente y equipaje como solemos hacer en casa. Super cómoda y linda.

Miren este video que muestra los asientos estilo lounge de primera clase que tanto le gustaron a mis peloteros.

Espera que en julio publico mi aventura con la Kia Sedona en Big Bear, CA y les digo lo que más me gustó. 
¿Te gustan las mini vans como a mí?