Cómo enseñar a los adolescentes a ahorrar

Adolescentes y ahorro educacion crianza homeschooling homeschool

Este artículo es parte de una campaña auspiciada por State Farm. Todas las expresiones pertenecen a Estilo Familiar.

No sé si es que nuestros hijos vienen programados así, pero tan pronto están llegando a la adolescencia les comienza el síndrome del “quiero esto, quiero aquello”. Claro, se están adentrando a una etapa donde su opinión sobre lo que les rodea es más clara, tienen más interés en cuidar su apariencia y, además, sus gustos individuales se van refinando y siendo más claros. Aquí es cuando vamos notando cuál es su estilo, qué les apasiona y cuáles son sus gustos. Sus nuevos intereses vienen acompañados de deseos de obtener artículos que van a tono con su estilo y es cuando se dan cuenta de que “necesitan” tener X producto o comprar tal cosa. Aprovechemos esta etapa para enseñarles a los adolescentes a ahorrar.

Pareceré una mala madre, pero como regla general, en esta casa solo compramos regalos para navidad y para los cumpleaños. Para cualquier otra cosa que deseen, deben buscar la manera de generar el dinero y usar sus ahorros. Implanté esta regla desde que los nenes eran pequeños, porque quería evitar que se concentraran en ‘tener, tener y tener’. También pude notar cómo otros niños que tenían todos los juguetes del momento, no los disfrutaban, no los agradecían, ni nunca llegaban a estar complacidos. Decidí que los míos no iban a ser así, porque no aguanto los niños malcriados y mal agradecidos que dan las cosas por sentado. ¡Hasta el momento la técnica ha funcionado y no se les ha caído ni un dedito!

Buscando maneras para generar ingresos

Como los adolescentes pueden ganar dinero

Para poder ahorrar, pues lógicamente tienen que generar dinero. Es buen momento para sentarnos a dialogar y darles ideas de cómo trabajarán para obtener ingresos. En la etapa de la adolescencia es más fácil ganar dinero porque son más maduros, independientes y han desarrollado ciertas habilidades que los hacen perfectos para algunas tareas especiales. Algunas de las opciones son:

  • La mesada: Si todavía no has implementado el sistema de mesada para tus hijos, este es el momento perfecto. Desarrollen una lista semanal de tareas especiales que se esperan de él (diferentes a tareas diarias) y págale solo si las tareas fueron completadas satisfactoriamente. Cada tarea debe tener un “salario” que vaya de acuerdo con la dificultad de la misma. Esto le da un incentivo para que trabaje y gane más dinero. Ejemplos de tareas: cortar la grama, lavar el carro o limpiar la nevera.
  • Calificaciones y metas académicas: Aunque no estoy 100% de acuerdo en pagarle por su trabajo escolar, sí entiendo que muchas veces nuestros hijos necesitan incentivos para lograr sus metas. No debemos darles dinero por cada examen que tomen, pero sí podríamos incentivarlos para mejorar las calificaciones o actitud hacia los estudios. Por ejemplo, retarlos a que suban sus calificaciones al final de semestre a cambio de X cantidad de dinero. O por ejemplo, pagarles $1 por cada libro que lean en un tiempo determinado.  Es bueno asignarle un valor a cada meta para que ellos sepan qué esperar y se animen.  Su educación es una buena meta y una buena oportunidad para ganar un dinerito.
  • Trabajos apropiados para su edad: Los adolescentes pueden buscar trabajo fuera de la casa que sean apropiados a su madurez, edad y talentos. Debemos darles la mano para identificar oportunidades con amigos, vecinos y familiares. Los jovencitos pueden aceptar trabajos como:  hacerle el patio a los vecinos, hacer trabajos en la computadora, repartir volantes de mercadeo por el vecindario o cuidar de algún vecinito. Ya cuando llegan a los 16 años pueden buscar trabajos a tiempo parcial en tiendas, restaurantes u oficinas. Trabaja con tu hijo para tomar trabajos adecuados para su edad.
  • Usando sus talentos/aprendiendo destrezas nuevas: Cada hijo tiene destrezas y talentos únicos que pueden ser usados para generar ingresos. En casa, Pablo trabaja conmigo creando la música del podcast Madres Homeschoolers y Lucas es quien administra la cuenta de Twitter. Como ven, uno es musical y el otro tiene destrezas con la tecnología. Otras veces Pablo me ayuda haciendo algún dibujo para el blog y Lucas me ayuda con las fotos. Ambos se sienten útiles usando sus talentos mientras van aprendiendo destrezas nuevas.

Implementa estos consejos de ahorro con tus adolescentes

Los adolescentes y el ahorro

Ahora que ya está generando ingreso, entonces podemos pasar a los diálogos sobre cómo establecer guías para el ahorro. Para que el sistema sea más exitoso, es bueno que implantemos una estructura de ahorro que los guíe.

  • Determinen dónde va a guardar sus ahorros: Puede seguir usando su alcancía de cerdito, pero creo que es momento para que abran una cuenta de ahorro en el banco. Esto le dará más sentido de independencia y control.
  • Determinen la cantidad que va a guardar: En la etapa temprana de la adolescencia, ellos podrán separar un mayor porcentaje de su dinero, porque sus gastos y obligaciones serán mínimos. Cuenten el dinero que va haciendo semanalmente y decidan cuál es la cantidad que creen apropiada para que tenga disponible para gastar. Si por ejemplo está ganando $20 a la semana, quizás sería apropiado que guarde $12 y deje $8 para gastos. Mientras vayan creciendo y las obligaciones financieras aumenten, trabajen en el ajuste del porcentaje del dinero para ahorros y el dinero para gastos. La meta es enseñarles a tener un buen manejo de dinero y que se acostumbren a ahorrar.
  • Todo el cambio para la alcancía: Cada centavo cuenta, dice el refrán, y esto es bien cierto. Recomiéndale a tu hijo que eche todas las monedas del cambio en una alcancía para que vea de primera mano cómo van creciendo estos ahorros. Una vez se llene, cuéntenlo y deposítenlo en su cuenta de banco. Se va a sorprender del efecto que tiene cada centavo que ahorramos.
  • Usa una hoja de cálculo para monitorear los ahorros. Además de aprender a guardar dinero, tu adolescente debe aprender a administrarlo. Una buena manera de aprender esto es monitoreando cada depósito y retiro en una hoja de cálculo en la computadora o en una simple hoja de una libreta. Esto les dará control y organización. Además, cuando rastrean las entradas y las salidas del dinero, pueden entender cuán fácil pueden gastarse el dinero que con tanto esfuerzo se ganaron.
  • Establezcan metas para sus ahorros: Aunque sería tan chévere comprarles a tus hijos todos los artículos que tienen en su lista de deseos, tenemos que entender que es más beneficioso que los ayudemos a establecer metas financieras para que hagan las compras ellos mismos. Una vez establezcan las metas de ahorro, podrán establecer un plan para saber cuánto necesitan apartar y cuánto tiempo les tomará alcanzar la meta.
  • Utilicen descuentos y artículos de segunda mano: Mis hijos saben que soy una experta buscando descuentos, usando cupones, reutilizando o comprando artículos de segunda mano. Esto también se lo inculco a ellos y han salido ganando. Como la vez que se compraron un PS3 usado o cuando canjean videos gratis por dinero en la tienda de videojuegos. Cuando quieren algún artículo en específico, sacamos tiempo para ir al internet y evaluar cuál tienda tiene el artículo más barato. Esta es la manera perfecta de enseñarles a estirar el dinero.

En mi experiencia con mis hijos, he comprobado que pasar por este proceso de generar ingresos, ahorrar y buscar gastar lo menos posible los hace sentirse seguros de ellos mismos. No dejan que el mercadeo y las tiendas les llenen los ojos y los lleven a gastar desmedidamente. El tener un plan y adherirse a él es clave. Pero lo más lindo es que cuando logran comprar lo que querían, lo atesoran más, porque saben el trabajo que pasaron para obtenerlo. Seamos ejemplo de esto ahorrando y dándole prioridad a la buena administración de las finanzas de la familia.  Si de presupuesto y organización financiera se trata, examina los servicios personalizados que State Farm te ofrece. Uno de sus agentes gustosamente te orientará sobre sus servicios. Para más información, haz clic aquí.

¿Qué otras ideas de ahorro implementas en tu casa?

La mesada: una lección de vida sobre cómo generar y usar el dinero

La Mesada leccion sobre como ganar y usar el dinero #statefarm #homeschool #homeschooling

Una de las lecciones que más dejará huella en la vida diaria de nuestros hijos es la lección del uso y manejo del dinero. Yo quiero que ellos vivan cómodamente cuando sean adultos, pero no porque vayan tras el dinero y las riquezas como fin, sino como resultado de ser sabios al usar su dinero y los recursos que tengan a mano. Una manera práctica de enseñarles sobre esto es asignándoles una mesada.

¿Qué es la mesada?

La mesada es una cantidad determinada de dinero que les damos a nuestros hijos por alguna tarea que hayan completado efectivamente. Es una herramienta muy útil que los padres no debemos desperdiciar para enseñarles la realidad de la vida, que es que deben trabajar responsablemente para ganarse el sustento.

¿Cuándo recibirla?

La mesada debe ser un dinero que se ganan por alguna labor completada y no meramente dárselas sin estar atada a una acción o responsabilidad que tengan asignada. No crean que soy cruel, pero es que si se la damos sin que ésta tenga relación con un trabajo o acción, pues el fin de la lección “se agua” y no tiene tanto efecto como cuando entienden la causa y el efecto de que “para poder comprar y tener hay que trabajar”. Ese es el mensaje principal que queremos llevar con la mesada, porque realmente estamos formando adultos que queremos que sepan que el trabajo produce el sustento. Si lo aprenden desde pequeños, les será natural y lógico en su vida de adultos.

¿A qué edad pueden comenzar a recibir mesada?

Todos los hijos son diferentes, así que ustedes mismos podrán determinar cuándo sea o no apropiado según su madurez e interés. En mi opinión, le daría la mesada desde que vayan mostrando un poco de madurez en el tema del dinero o cuando empiezan a pedir y querer cosas. Yo diría que eso puede presentarse como a los 5 – 6 años de edad, cuando podemos empezar a entablar conversaciones sencillas sobre el trabajo y que pueden entender el concepto de las recompensas y también el de causa y efecto.

¿Qué tareas conllevan o merecen recompensa?

Mesada tareas del hogar barrer hojas State Farm #homeschooling #homeschool #educacion

La familia es un equipo y, como tal, cada miembro debe tener tareas con las cuales contribuya voluntariamente (o “dedocráticamente”) para el bien común. Esas tareas del diario vivir no deben ser pagadas con mesada, porque son las que se esperan de ellos como “jugadores del equipo”. En casa no se ganan mesada por las tareas cotidianas, sino por asignaciones especiales. Por ejemplo, para mí el recoger el cuarto, sacar la basura, lavar su ropa y ayudar a mantener la casa en orden no conllevan mesada, sino que son sus responsabilidades. Sí pago mesada por tareas como limpiar la nevera, ayudar a tomar fotos para el blog, manejar mi cuenta de Twitter, organizar el closet de la ropa de cama, etc. Son tareas especiales fuera de lo común que los retan o enfrentan a nuevas experiencias. En mi librito, mantener esta diferencia les enseña que esperamos de ellos que hagan tareas voluntariamente, porque son sus responsabilidades, pero que también tienen la oportunidad de generar ingreso “con el sudor de su frente”.

¿QUÉ APRENDEN CON LA MESADA?

La Mesada tareas del hogar ninos #educacion #homeschool #homeschooling State Farm

  • Trabajo – La mesada se recibe a cambio del esfuerzo y trabajo. Como ya les mencioné, la lección principal es que reconozcan que hay que esforzarse y trabajar para obtener dinero.
  • Responsabilidad – Para ganar la mesada deben haber completado la tarea de una manera satisfactoria. Antes de darles la mesada reviso si lo completaron y si llevaron a cabo un trabajo de calidad. Claro, la calidad hay que adaptarla a la edad y a las habilidades de cada hijo y podemos ser flexibles según lo requiera cada tarea. Es bueno hacer esto, porque les enseña a auto evaluar su trabajo y para que aprendan a finalizar lo que empiezan.
  • Actitud – Aquí en casa mis hijos saben que no pago mesada si su actitud fue negativa. Por ejemplo, si lo hicieron a regañadientes, murmurando o quejándose. Esa no debe ser la actitud ni la debemos permitir. La enseñanza de cualquier nueva destreza es para mí un paquete completo que incluye la tarea en sí y la actitud con la que se lleve a cabo. Es momento de enseñarles a controlar sus emociones y a estar contentos y orgullosos del trabajo que están haciendo… aunque sea botar la basura o limpiar el baño. Por eso debemos dejarles saber también lo mucho que su labor significa. Para mí la actitud es bien importante, porque demuestra que van madurando a dejar el egoísmo a un lado, aprenden a pensar como equipo y a hacer las cosas de corazón. Recuerdo qué orgullosa me sentía en mi niñez cuando terminaba de colgar la ropa en el cordel separada por tipo de pieza, de tamaño y, además, escondiendo la ropa interior en la parte de atrás para que ningún vecino la viera. ¡Ja, ja! Eso es creatividad e iniciativa.

La mesada compartir con otros su dinero hijos State Farm

  • Compartir – Es buenísimo ver cómo disfrutan el cosechar el fruto de su trabajo, porque esto los hace sentir productivos, útiles y satisfechos. Eso es bueno. A la vez que los dejamos disfrutar el gozo de su labor, debemos inculcarles el ser dadivosos y compartir con otros sus ingresos. Para mí eso es clave, porque sino se convierten en unos pequeños monstruos materialistas con actitudes egoístas con el famoso “yo, yo , yo”. ¿Verdad que sí? El ser dadivosos se aprende poco a poco con acciones pequeñas como comprarle un regalito a su hermano en su cumpleaños, completarle el pago de algún artículo a la mamá cuando no tiene suficiente en la tienda o cooperar con alguna causa benéfica que le interese. Debemos aprovechar para animarlos a tomar estas acciones. De esta manera aprenderán que deben ser agradecidos cuando sean bendecidos con dinero. Sabrán compartir y pensar en el bien del otro.

La mesada para enseñar valores de ahorros State Farm

  • Ahorrar – Una vez reciban la mesada, deben entonces aprender a ahorrar y no salir corriendo a gastarlo inmediatamente. Esto les da autocontrol y experiencia en el tema de la planificación financiera. Dependiendo de la edad, enseñémosles a separar dinero para ahorros futuros, algo para compartir con otros y alguna porción para alguna cosita que quieran en el momento. Con esta práctica, te aseguro que surgirán conversaciones espontáneas sobre lo que es querer algo vs. necesitar algo, ahorrar a largo plazo, paciencia, trabajo arduo, etc.

La mesada es una herramienta sencilla, pero útil, que los acostumbra desde pequeños al tema del trabajo diligente y a la planificación financiera para que cuando sean adultos, este conocimiento les sea innato. Esto los ayudará a vivir vidas balanceadas, usar el dinero con sabiduría y a llenar sus necesidades materiales. Todo esto sin perder el corazón en el materialismo. Seamos ejemplo de esto dándole prioridad a la buena administración de las finanzas de la familia. Si de presupuesto y organización financiera se trata, examina los servicios personalizados que State Farm te ofrece. Uno de sus agentes gustosamente te orientará sobre sus servicios. Para más información, haz clic aquí.

¿Cómo administras la mesada a tus hijos en casa?

Tres pasos para planificar el menú familiar y ahorrar

3 pasos para planificar el menu familiar y ahorrar Mamas Latinas State Farm Economia Dinero Finanzas

Este artículo es parte de una campaña auspiciada por State Farm. Todas las expresiones pertenecen a Estilo Familiar.

A veces, el ajetreo de las responsabilidades diarias me hacen tomar decisiones aligeradas y no muy económicas para las comidas de la semana. ¿No te pasa?  La falta de tiempo a veces me lleva a comprar comida rápida fuera de casa porque no me alcanzó el tiempo de cocinar o porque no estaba preparada con los ingredientes necesarios para preparar los platos favoritos de la familia. Pero no quise seguir con esta práctica porque me he dado cuenta de que, además de no comer platos tan nutritivos, es una manera de malgastar el dinero que con tanto esfuerzo ganamos. Por eso te recomiendo lo que hago ahora: planificar el menú familiar y ahorrar.

Planificar el menú familiar ahorra tiempo y dinero. Tiempo porque en sólo una media hora concentramos todo ese esfuerzo de saber qué vamos a comer durante la semana y dinero porque planificamos el menú usando efectivamente los ingredientes que tenemos a mano. Estas son algunas sugerencias de lo que me ha funcionado a mí.

Verifica la alacena para planificar el menú familiar State Farm MamasLatinas Cafe Mom

  • Planifica el menú familiar  Te recomiendo que saques un rato durante el fin de semana y te sientes a anotar el menú. Para esto, es importante que repases los ingredientes que tienes en la alacena y en la nevera. Para ahorrar debes usar los productos que tienes en casa y sólo añadir alguno que otro que te haga falta. Anota en una libreta cada una de las comidas que prepararás durante la semana: desayunos, almuerzos, cenas, meriendas para el trabajo, para casa o para alguna actividad fuera de la casa como los juegos deportivos de tus hijos. Es importante que tomes en cuenta todos los eventos y las actividades de todos los miembros de la familia porque, por ejemplo, si papá trabaja, hay que hacerle su almuerzo o si los hijos tienen juego de béisbol, pues hay que llevar merienda para comer mientras disfrutamos del partido.

Hacer una lista de la compra ayuda en la planificación del menú familiar economia finanzas mamas latinas state farm homeschooling homeschool educacion en el hogar

  • Crea tu lista de compra – Una vez hayas planificado el menú para todas las comidas  y meriendas de la semana, contando con los ingredientes que tienes a mano, te darás cuenta de cuáles otros ingredientes te hace falta comprar. Esa será tu lista de compra para ir al supermercado. Con esta lista vas a ahorrar porque no tendrás que hacer una compra muy grande y porque vas a tomar en cuenta las ofertas especiales del momento. ¡Que no se te olviden los cupones de descuento para ahorrar aún más!

Lasagna es una buena alternativa para cuando cocinamos doble y planificamos el menu  MamasLatinas State Farm homeschooling homeschool

  • Cocina doble y saca provecho de los electrodomésticos – Una vez te des a la tarea de cocinar, no desperdicies ese instante y cocina doble. Si vas a hacer la mitad del paquete de pasta ¿por qué no mejor hacerlo completo para que te sobre y puedas utilizarlo para otra de tus comidas? Es una manera efectiva de utilizar tu tiempo y estarás usando el mismo esfuerzo para preparar dos comidas. Así separas una porción para la cena y la otra para el almuerzo del próximo día. Otra manera de ahorrar tiempo es sacándole provecho a los electrodomésticos. Mi favorito es la olla de cocción lenta porque la dejo trabajando por mí mientras yo hago otras actividades fuera o dentro de la casa. Allí preparo papas y batatas asadas, pollo entero y sopas. Otra muy útil es la olla arrocera porque prepara el arroz sin mi supervisión y se apaga en cuanto está listo. Así puedo salir de la casa mientras los electrodomésticos se encargan de preparar la comida.

Una vez comiences a planificar el menú familiar, no volverás atrás. El tenerlo planificado provee tranquilidad mental porque no hay que tomar esa decisión justo cuando llega la hora de la comida, que es lo más difícil de hacer con el apuro  de la rutina semanal. Además te darás cuenta que tendrás mejor control de tus finanzas porque estarás haciendo compras que son financieramente más eficientes y que alargan la vida de tus ingresos. La buena administración de las finanzas de la familia es una prioridad. Si de presupuesto y organización financiera se trata, examina los servicios personalizados que State Farm te ofrece. Uno de sus agentes, gustosamente te orientará sobre sus servicios. Para más información, dale click aquí.

3 pasos para planificar el menu familiar ahorrar mamaslatinas statefarm

¿Cómo ahorras al planificar tus comidas?